28 de junio de 2010 10:10 AM
Imprimir

Cristina y el dinero de las retenciones

El acto tendrá lugar en uno de los salones de la Casa Rosada y la concurrencia será masiva. Estará integrada por los gobernadores de las provincias vitivinícolas -por primera vez estarán juntos Jaque, Gioja y Beder Herrera luego de las discusiones por la promoción industrial- y por representantes de la industria del vino de todo el país.

La convocatoria fue realizada a través del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez y quien presidirá el acto será Cristina Fernández quien abordará como tema principal la devolución del 2,5 por ciento de las retenciones a las exportaciones de vinos.

"Vamos a concurrir masivamente porque se trata de un dinero que irá directamente a la industria, pero no se trata de ningún apoyo a alguna gestión", señaló un integrante del sector privado para aclarar la situación y despegarla de cualquier contenido político.

De acuerdo con lo señalado por fuentes oficiales, la decisión de devolverle parte de las retenciones al sector surge del hecho de que es la única actividad en la que esa devolución llega al productor.

"Ello fue así porque la vitivinicultura tiene un plan y una organización del sector. De allí que el dinero será destinado a programas destinados a distintos planos de la cadena", indicó la fuente, la que agregó que el año pasado el monto de la devolución alcanzó los 54 millones de pesos y este año se habla de una cifra similar a repartir entre las distintas provincias.

En ese marco, se indicó que hay dos aspectos que deberían cumplirse: que el dinero sea efectivamente distribuido a las provincias y en segundo término que las decisiones que estas adopten estén directamente alineadas con el plan estratégico del sector.

"Lo importante es que haya un mensaje dirigido al productor, para que se integre a los efectos de sumarse a la cadena de valor", se indicó, destacando entonces la fuente consultada que "si sumamos ese recurso, más el aportado por el Banco Interamericano de Desarrollo y los propios del sector, estaríamos hablando de un monto superior a los 150 millones de pesos".

Señalaron entonces que desconocían si podría haber otro tipo de anuncios de parte del Ejecutivo Nacional, aunque manifestaron que podría esperarse algún tipo de apoyo hacia la marca argentina en los mercados externos, lo que también iría en beneficio del sector.

El mercado

Nadie lo dice abiertamente, pero es un rumor permanente entre las mesas de café habitualmente ocupadas por sectores de la industria. La liberación de los vinos, sumada a la caída en los despachos, ha provocado que los precios tiendan a "regularse".

"No estamos hablando de una caída estrepitosa de los precios ni mucho menos, pero sí que tienden a nivelarse. Era algo esperable" indicó uno de los asistentes habituales, quien destacó que se han producido renegociaciones sobre algunas promesas de precios.

Pero la preocupación pasa por el hecho de que ante este nuevo panorama estarían apareciendo voces dirigidas hacia funcionarios provinciales y nacionales, pidiendo la intervención del Estado a través de medidas regulatorias, precios sostén o la posibilidad de intervención del INV en la toma de decisiones.

Hasta el momento nadie ha salido a señalarlo públicamente, pero las versiones indican que los reclamos estarían incentivándose desde San Juan, a lo que no estarían ajenos algunos dirigentes de nuestra provincia.

Es de esperar que todo quede en versiones y que no lleguen a su concreción. De lo contrario, si se pide que el Estado vuelva a destinar dinero para sostener precios, volveríamos a aquella práctica de privatizar las ganancias y socializar las pérdidas y a las intervenciones del Estado, que no le hicieron nada bien a la industria en décadas pasadas.

Europa

Días pasados hacíamos alusión a las conversaciones que había mantenido el dirigente europeo Joel Castany, referido a la posibilidad de un cambio en la política de subsidios de la Unión Europea para la industria y a la nueva competitividad de los vinos europeos con motivo de la devaluación del Euro. Según se supo, ya estarían apareciendo ofertas de vinos europeos a precios similares a los de la Argentina.

Castany planteó otros dos temas que llevan a la reflexión. Dijo que otros países del mundo también están ejecutando planes estratégicos, en la búsqueda de reposicionarse, con la aclaración de que hay países, como Australia, donde la concentración y la venta de muchas de sus grandes marcas a empresas que no son del sector, ha provocado que sus vinos pierdan terreno.

Castany advirtió entonces que la preocupación se centra en que nadie está pensando en nuevos consumidores, sino en tratar de sacarle consumidores a los demás. Una situación que difiere sustancialmente de la Argentina, donde el plan estratégico local está dirigido también al mercado interno.

Y el segundo tema, se indicó que el individualismo extremo del sector vitivinícola europeo los llevó a dejar de lado el trabajo en conjunto, lo que llevó a la industria a perder en la campaña contra el alcoholismo que se lleva a cabo en el viejo continente.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *