28 de junio de 2010 02:35 AM
Imprimir

Oruga enrolladora de hojas

Plaga que causa preocupación al productor sojero

Durante este ciclo 2009-2010, la oruga enrolladora de hojas (Omiodes indicata), Lepidoptera: Pyralidae, ha causado daños considerables en el cultivo de soja por su difícil control. Considerada anteriormente plaga ocasional, tardía, con bajas poblaciones ha pasado desapercibida por varios años a los ojos del productor, técnicos e investigadores en nuestro país. Los daños ocasionados por esta pequeña oruga no han llegado al nivel de control en ninguna zona sojera hasta este ciclo donde el aumento ha sido considerable e importante sobre todo por las escasas informaciones acerca de su biología, ecología y control. Su nombre vulgar se debe al hábito de enrollar las hojas atacadas con hilos de seda para protegerse, observándose a las orugas rodeadas de excrementos. Las orugas de color verde raspan el parénquima foliar, quedando las hojas trasparentes que luego se secan. Según estudios realizados en el Brasil en ataques severos pueden reducir el área foliar y fotosintética en forma significativa. El quinto estadio es el más voraz de todo su ciclo larval.Al ser observada gran cantidad de hojas pegadas con la oruga en el interior los productores han realizado varias aplicaciones de diversos insecticidas, sin tener un resultado satisfactorio con baja eficiencia en el control.

Esto ha llevado a un aumento notorio en el número de aplicaciones de insecticidas en la parte final del cultivo.

Esta situación no es beneficiosa para el manejo integrado de plagas en soja, ya que se han realizado aplicaciones en dosis elevadas con productos poco adecuados por desconocimiento de la biología de la Omiodes. Esta es una plaga migradora que causa daños en Bolivia y en Brasil desde hace varios años. El ciclo biológico en estos países dura aproximadamente 18 días y una hembra puede colocar hasta 300 huevos. Larva de Omiodes rodeada de excrementos.
Esta plaga estaba asociada generalmente a la soja de segunda zafra, aunque en este ciclo ha atacado a cultivos de siembra normal y estuvo distribuida en varios departamentos del país. Por esta razón el ataque continúa, ya que existen aún gran cantidad de parcelas de soja en estado vegetativo y reproductivo. Adulto de Omiodes.
El estudio de la biología de las plagas que presentan potencial de ocasionar daños importantes a cultivos de renta debe ser la primera acción a tomarse a cabo, para generar datos locales y conocer el comportamiento real de la plaga. Dicha acción debe ser realizada por instituciones encargadas de la investigación agrícola, en este caso por profesionales que se dedican al estudio de plagas de soja. El sector privado generalmente debe tomar informaciones generadas por instituciones dedicadas al rubro investigativo, ya que los mismos deben contar con equipamiento adecuado, infraestructura y profesionales capacitados con voluntad de servicio para el sector agrícola Cultivo dañado.
Generar información a nivel nacional será de vital importancia para evitar aplicaciones innecesarias y seguir por la senda del manejo integrado de plagas objetivo que debe unir a todos los sectores. De esta manera estaríamos trabajando en forma similar a los países vecinos como Brasil y Argentina que fomentan la investigación a través de instituciones publicas, publicas-privadas, cooperativas y universidades.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *