24 de mayo de 2018 00:22 AM
Imprimir

En la feria del Sial, China confirmó el creciente interés por carne

Por Rafael Tardáguila, desde Shanghái, China. Tres factores prevalecieron en la feria del Sial en China la semana pasada para la exportación uruguaya. Por un lado, la confirmación de que la demanda sigue muy firme, más allá de una coyuntura puntual de stocks abultados del producto en destino.

Por otro, la escasez de oferta uruguaya en esta feria, dado que la exportación llegó vendida y con expectativas de baja producción hasta instalada la primavera. Además, la devaluación de las monedas de los países vecinos, tanto Brasil como fundamentalmente Argentina, mejoraron el posicionamiento de ambos competidores.

 

La avidez de China por carne vacuna quedó nuevamente demostrada. A pesar de que varios operadores aseguraron que los stocks del producto en el país son muy abundantes, el interés comprador se mantiene. “Hay mucho de todas las carnes, cerdo, pollo y también vacuno”, dijo un trader en la feria. Posiblemente por esta causa la importación no está dispuesta a elevar los precios de compra. De hecho, hay esfuerzos por reducirlos. “Antes de salir a presionar nuevamente en el mercado internacional, el objetivo es ir haciendo salir el producto que está en stock”, agregó la fuente.

Sin embargo, el objetivo de la demanda sigue siendo incrementar los volúmenes de importación, más allá de la coyuntura de tener mucho producto en cámara, fundamentalmente de origen brasileño. Un importador comentó a Informe Tardáguila que seguramente se quede muy corto de su planificación de compras para el año. “La oferta no es suficiente, posiblemente termine comprando la mitad o menos de lo que pretendía”, expresó.

Un trader consideró que posiblemente se atraviese por un mes a un mes y medio de demanda más cauta hasta tanto los stocks se reduzcan y luego comenzarán nuevamente a presionar las compras pensando en abastecerse para las fiestas del Año Nuevo chino.

Pero la escasez de oferta hizo que los negocios concretados desde Uruguay fueran relativamente escasos, con la exportación ofreciendo ventas muy puntuales o para entregas estiradas en el tiempo. La demanda privilegiaba, en el caso uruguayo, cortes con hueso y menudencias, dado que son los productos que no cuentan con la competencia de Brasil y Argentina para ingresar directo a los puertos de China.

Mientras tanto, los vecinos gozaban de un tipo de cambio mucho más favorable, lo que les permitía una mayor soltura al momento de concretar negocios. Desde Brasil algunos operadores aseguraron que se cerraron volúmenes de relativa significación durante la feria.

Fuente:

Publicidad