28 de junio de 2010 18:59 PM
Imprimir

España   –    El Pig Póker

Iniciábamos el pasado año 2009 con una media de precio del cerdo para cebo de 1,140 euros/Kg/vivo y una media del lechón nacional de 20Kg de 23,25 euros. Los datos de 2008 ponían sobre la mesa de juego dos apuestas que eran la continuación de dos años atrás: el crecimiento de la cabaña porcina y una expansión continuada de la vocación exportadora de la industria española, que explosionó en el año 2008 superando el millón de toneladas vendidas al exterior. (...)

A nadie se le escapa que España está seriamente tocada por la crisis económica y financiera, que tenemos una tasa de endeudamiento del diez por ciento del Producto Interior Bruto, y una escalada de paro por encima del 20 por ciento. En este contexto hemos visto cómo el consumo no está alegre, el de carne ha descendido y mantener una cuota de mercado debe pasar por la negociación de precios a la baja.
La crisis generada en 2008 por la especulación en las materias primas ha quedado atrás, pero la producción porcina sigue acusando la de las materias primas, con importantes cambios a la vista. Entre 2007 y 2009 el consumo global de productos del cerdo en España habrá caído alrededor del 14 por ciento, pero la subida del precio en este periodo no ha sido suficiente para compensar la de los costes de las materias primas de la campaña 2007-2008. El poder adquisitivo del consumidor hace que se reduzcan los márgenes.

Respecto a los precios en los diferentes países España termina el año en la mejor posición como precio último, pero también como precio medio del año, seguida por Alemania, Francia en el tercer lugar y el precio danés entra en importantes bajadas, como viene siendo habitual entre enero y febrero. Alemania sigue batiendo récords históricos de sacrificios y sus excedentes aparecen en los mercados de la Unión Europea, aunque muchos de estos cerdos sacrificados allí proceden de otros estados miembro.

Por otra parte, la cabaña china crece tanto que el gobierno pide una disminución y en 2010 va a poner los medios para ello. China puede haber producido en el año 2009 unas 48,5 millones de toneladas de carne de cerdo, (unas cinco veces más que Estados Unidos). Y para 2010 se prevé un incremento del cinco por ciento.

Los datos de varias consultoras prevén un aumento del consumo de carne en los próximos diez años de un 21 por ciento a nivel mundial, del cual un diez por ciento correspondería a la carne de cerdo y un 25 por ciento a la de pollo.

Por otro lado Rusia (un cliente de la UE) anuncia inversiones millonarias durante los próximos dos años para potenciar el crecimiento de su producción porcina en un 20 por ciento respecto a 2008, y con el objetivo último de importar lo menos posible a 2020. En lo que respecta a EEUU, la producción de porcino retrocederá en 2009-2010, tras los máximos alcanzados en 2008, aunque con datos de producción elevados. En 2010 se producirá un tres por ciento menos que en 2009. Según datos de la FAO, y sus previsiones de porcino para 2010, habrá una recuperación del dos por ciento de la producción -sustentada principalmente por el crecimiento habido en China, que representa el 45 por ciento de la producción mundial- y un cuatro por ciento del comercio.

Para 2010 se llegará hasta los 108.5 millones de Tn, China tendrá un crecimiento del 30,6 por ciento, mientras que la Unión Europea puede apoyarse en crecimientos entorno al dos por ciento por unos precios bajos de cereal.

El comercio mundial de carne durante 2009 ha caído en un diez por ciento respecto al año 2008 a causa del importante deterioro de la demanda en los países importadores (Japón, China, Corea del Sur, Rusia).

En la Unión Europea las producciones en trigo duro, trigo blando o maíz aumentarán en el periodo 2009-2011, entre el tres y el cinco por ciento, y en el centeno, cebada, avena y otros se producirán descensos entre el cuatro y el nueve por ciento. En lo que respecta a las superficies cultivadas se producen descensos entre el uno y el seis por ciento.

Los países desarrollados son la principal fuente de la demanda, refiriéndose a la alimentación tanto humana como animal.
En los países en vías de desarrollo la demanda está fundamentada en el crecimiento demográfico, en respuesta a esta situación, la superficie cultivable en 2008 aumentó, junto al clima favorable que condicionó un incremento de la producción mundial en un cinco por ciento. Los precios previstos para los próximos años estarán por encima de los de 2007. Estaremos atentos a los datos procedentes de países como Argentina, Australia, Unión Europea, Canadá, Estados Unidos, y otros que entrarán en juego como Brasil, Rusia, Ucrania, Kazahstan. Los factores que podrán influir en los mercados, serán la evolución y el descenso de la demanda de materias primas para la producción de biocarburantes, la paridad euro frente al dólar, los precios de la energía (petróleo), la política monetaria que seguirán los grandes bloques económicos.

La legislación también jugará un importante papel, ya que podrá incrementar los costes de producción cuando otros factores pueden permanecer invariables. En este sentido, las asociaciones deberemos jugar un papel importante realizando un lobby de presión en Europa, de forma que impere el sentido común en los legisladores, y no pongan la maquinaria de la elaboración de reglamentos y directivas a funcionar como si de una máquina de hacer churros se tratase. También hay que hacer mención a temas como el bienestar animal, el medio ambiente y su relación con el cambio climático o la sanidad animal. Asimismo, deberemos seguir insistiendo a la Comisión Europea de la importancia de poner en marcha medidas que ayuden al sector porcino como las restituciones a la exportación de carnes frescas, con el fin de impulsar la recuperación de los precios y estimular el comercio exterior. Para principios de 2010 parece que la oferta de cerdos será menor en España y probablemente en el conjunto de los 27, también habrá menos cerdos en EEUU pero más en Brasil.

El sector porcino tendrá que estar alerta para afrontar crisis mediáticas, como la que hemos tenido de la influenza A/H1N1, o casos relacionados por el bienestar de los animales. Aunque la crisis seguirá presente, no debemos olvidar la importancia de seguir invirtiendo en investigación que nos puedan facilitar las pruebas necesarias en las discusiones y la preparación de nuevas normativas que afectan al sector. Estaremos influenciados por una serie de factores como: distinta velocidad de salida de la crisis de los países de la Unión Europea; la relación euro/dólar; las restituciones a la exportación, la capacidad de resistencia de las empresas o la capacidad adquisitiva del consumidor.

El Pig Póker comienza una partida decisiva, como si de un gran campeonato se tratase, donde cada jugada es decisiva. En este juego un 40 por ciento es estadística, probabilidades, otro 40 por ciento de conocimiento, inteligencia, experiencia, saber jugar, conocerse a uno mismo y un 20 por ciento de suerte.

Este 2010 nos enfrentamos a una importante partida, donde se verá realmente cómo estamos preparados, si conocemos a nuestros compañeros de viaje y cómo jugarán sus cartas, y conoceremos si en algunos temas hemos lanzado un farol o si es una apuesta segura. El dealer, repartirá cartas, y la posición, los jugadores, las apuestas, la estrategia, la jugada, serán determinantes si queremos ganar la partida. ¡ A jugar!

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *