28 de junio de 2010 20:22 PM
Imprimir

Buenos Aires: el gobierno pretende aumentar el inmobiliario rural a partir 2011

Funcionarios bonaerenses intentarán consensuar con dirigentes del agro un nuevo aumento del impuesto. A fines del año pasado se habían negociado incrementos del 20% al 39%.

Funcionarios del gobierno de la provincia de Buenos Aires prevén citar en las próximas semanas a los integrantes de la Mesa Agropecuaria bonaerense (compuesta por directivos de las cuatro entidades del agro) para comenzar a evaluar un nuevo aumento en el impuesto inmobiliario rural a partir de 2011.

"Lo que estamos dispuestos a discutir son los casos de inequidades que todavía existen en la provincia", comentó hoy a Infocampo.com.ar Alfredo Rodes, director ejecutivo de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap). "Todavía no recibimos la citación por parte de los funcionarios bonaerenses", añadió.

El último aumento del inmobiliario rural en Buenos Aires, que comenzó a regir en enero de este año, se negoció con representantes de las entidades del agro a fines de 2009. Las gestiones, si bien no lograron frenar los incrementos, redujeron las pretensiones iniciales de los funcionarios.

"El año pasado logramos morigerar los aumentos; ahora estamos de acuerdo en que hay que empezar a discutirlo nuevamente porque la estructura (del impuesto) no quedó del todo ecuánime (entre las diferentes regiones bonaerenses)", dijo Marcelo Fielder, directivo de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

"Hay zonas que vienen siendo muy castigadas, como por ejemplo la Cuenca del Salado, en donde los problemas económicos que atravesó el sector ganadero en los últimos años produjeron la descapitalización de miles de productores", agregó Fielder.

Vale recordar que un eventual futuro aumento del Inmobiliario Rural para comenzar a regir debe ser aprobado por la Cámara de Senadores de la provincia (tal como se hizo en 2009). "Los legisladores (muchos de los cuales representan a zonas rurales) son ahora más conscientes de los efectos que puede llegar a tener un aumento significativo (del impuesto)", apuntó Fielder. 

El año pasado los mayores incrementos correspondieron a las zonas norte (39%), oeste (37%), Mar y Sierras (35%) y algunos sectores de la zona este, centro y sudoeste (33%), mientras que el sur y sudoeste de la provincia quedó exento del ajuste.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *