27 de mayo de 2018 01:25 AM
Imprimir

‘Rukia’, la idea de un joven emprendedor para optimizar recursos y energía en el campo

España : Juan Pedro Calderón ha sido uno de los 15 finalistas de Generación Agro gracias a este proyecto que apuesta por adaptar la función de una cosechadora a un tractor

Cerca de 600 personas han votado a favor del proyecto ‘Rukia’, uno de los 15 finalistas de Generación Agro, los premios a la innovación agraria que otorga Castilla-La Mancha Media (CMM) en colaboración con BBVA, la Junta de Comunidades y organizaciones agrarias como ASAJA, UPA, Cooperativas Agroalimentarias y COAG. ¿En qué consiste este proyecto? Básicamente se trata de una máquina que emula una cosechadora tradicional pero que se puede adaptar a un tractor.

Este proyecto, explica su responsable, un joven agricultor albaceteño, nace de la necesidad que existe, en cada agricultor, en la etapa de recogida del grano. Su principal objetivo es minimizar los costes en este último período de producción de cereal y de legumbres. “Con esta máquina intento integrar verticalmente a cada agricultor”, señala Juan Pedro Calderón.

“Decidí presentarme a Generación Agro porque quería dar a conocer este proyecto y porque pensaba que si a mi me hacía tanta ilusión hacerlo a otras personas les haría ilusión conocerlo y ayudarme. Desde entonces hay mucha gente que se ha querido sumar al proyecto y hacer realidad mi ilusión”, explica el responsable de ‘Rakia’, un proyecto que ha recibido este nombre en honor a su perra fallecida recientemente y “que le enseño mucho”. Calderón valora de forma muy positiva estos premios porque gracias a ellos tiene “más ilusión y fuerzas” por cumplir su sueño.

Juan Pedro Calderón

Según Juan Pedro Calderón, hijo de agricultores y dedicado al mundo de la agricultura toda su vida en la provincia de Albacete, a la hora de cosechar en Castilla-La Mancha siempre faltan máquinas y el agricultor siempre se tiene que adaptar a ellas, entonces se dio cuenta que el funcionamiento de una cosechadora se podía extrapolar. “Me di cuenta que había una necesidad muy grande a la hora de recolectar y que faltaban muchas máquinas”. En este momento, el proyecto se encuentra en la fase de financiación y cuando finalice el estudio de mercado, podrá construir la primera máquina.

Juan Pedro Calderón
Juan Pedro Calderón

“La máquina se compone de un corte de siega frontal de 4,15 metros que irá justo enfrente del tractor sujetado a los enganches de la pala y en su caso, al tripuntal del tractor. La máquina está alimentada por motores eléctricos y la trilladora irá preparada de tal forma que habrá una pequeña tolva, donde pueda ir un sinfín, para llevar el grano al remolque que irá enganchado detrás”, explica el joven agricultor. 

Juan Pedro Calderón

Otra de las ventajas de esta máquina es que consume menos energía que la cosechadora tradicional y eso beneficia al medio ambiente. “A la hora de cosechar lo haces con una cosechadora y tiene que ir un tractor por lo que utilizas dos motores emitiendo CO2 a la atmósfera. Lo bueno que tiene esta máquina es que está alimentada con motores eléctricos y solo estaría en funcionamiento un motor y a la larga no sería tan fuerte la huella de carbono que se está emitiendo a la atmósfera”, explica Calderón. Actualmente este agricultor tiene su explotación en Pozo Cañada y en una pedanía de Tobarra, ambas en la provincia de Albacete.

Fuente:

Publicidad