29 de junio de 2010 02:01 AM
Imprimir

Volvió a crecer la producción de urea

Tras el conflicto desatado en 2008 por la 125, la producción de urea se recuperó en 2009 con un aumento interanual del 27%. El año pasado se fabricaron 1,11 Mt de ese fertilizante, nivel superior incluso al año 2007, previo al conflicto. En cambio la producción de tractores se retrajo 25%, al igual que otras maquinarias

Sabido es que la industria asociada a la producción agropecuaria acusó impacto en su nivel de producción durante el conflicto que se generó en 2008 en torno a la resolución 125.  A la caída de las ventas de maquinaria agrícola, se agregó una fuerte caída en la producción de urea, un fertilizante clave para cultivos como el trigo.  Hace pocos días el Indec dio a conocer el EPI, Estadísticas de Productos Industriales, que abarca varios rubros relacionados indirectamente con la producción agropecuaria aguas arriba y abajo.  En el primer caso se especifican, por caso, volúmenes fabricados de aceites, subproductos, harina de trigo, faena, etc.  En el segundo caso, se especifican las cantidades producidas de maquinarias e implementos, producción de urea, neumáticos para tractores, entre otros insumos de uso agrícola y pecuario.  Durante 2008, cuando el conflicto con el sector agropecuario llevó a centrar la atención nacional de manera excluyente sobre la discusión por las retenciones, varios de los sectores proveedores de insumos sufrieron las consecuencias de quedar en medio de la puja de intereses.  Así fue como la producción de un fertilizante emblemático como la urea, que en 2006 había alcanzado un récord de producción de 1.432.859 toneladas, cayó en 2008 un 38% con apenas 882.497 toneladas producidas.  Pero la producción de urea ya había bajado a poco más de un millón de toneladas en 2007, cuando se vivió un invierno inusitadamente riguroso que incluso provocó una nevada histórica en la Ciudad de Buenos Aires y llegó a una restricción energética buena parte de la industria.  En 2009 aún con la sequía que impidió buena parte de la siembra de trigo, y con un conflicto que no quedó resuelto al menos a nivel de la dirigencia gremial del campo, se sumaron las elecciones legislativas cuya trascendencia fue mayor aún por el carácter plebiscitario que el mismo gobierno le imprimió.  Como si fuera poco, todo ello se dio en el marco de una crisis financiera y económica internacional que todavía golpea fuerte al mundo desarrollado con ajustes generalizados y creciente desocupación.  En ese escenario la producción de urea creció el año pasado un 27%, con una producción de 1.117.876 toneladas, según los datos que revela el Indec en el EPI.  La producción del fertilizante estuvo todavía en 235.379 toneladas (10%) por encima de los niveles producidos en 2007, cuando nadie imaginaba el conflicto que se venía, sino que buena parte del campo dio un voto clave al kirchnerismo para mantenerse en el gobierno.  La contraparte en la producción la ofrece el sector de la maquinaria agrícola con una caída generalizada en la producción, según los datos aportados por el mismo organismo gubernamental.  En efecto la producción de tractores entre 2008 y 2009 reflejó un bajón del 25%, con la producción anual de 1.317 unidades frente a 1.748 producidas en 2008.  Pese al conflicto de la 125 la fabricación nacional de tractores se había incrementado ese año en un 10% sobre 2007.  Así con entre 2008 y 2009 la producción de sembradoras declinó un 4%, con 4.120 unidades –al menos computadas por el Indec-; también hubo una caída del 13% en la fabricación de cabezales para cosechadoras, un 9% menos en la producción de ordeñadoras, y un 10% menos en la fabricación de enfardadoras.  Distinto fue el caso de las cosechadoras cuya producción interanual aumentó un 15%, aunque registró en 2009 una brusca caída de la producción de 2007 del orden del 48%, según la información publicada por el propio gobierno nacional.  En cuanto a la producción de la industria alimentaria, que insume los productos agropecuarios, la más creciente sigue siendo la de la faena de pollos con 573 millones de animales faenados, cifra que mostró un aumento respecto de 2008, y de 2007, como si nada hubiera ocurrido en el medio.  La producción de harina de trigo bajó en 2009 (4,66Mt) respecto de un año antes (4,78Mt), pero estuvo aún por encima de la molienda de 2007 cuando se produjeron casi 4,40Mt de harina.  Entre las industrias que vieron reducir su producción en los últimos dos años el Indec computó a las aceiteras, con una producción que bajó desde 2007 de 8,24Mt a 7,83Mt durante el conflicto de 2008, para cerrar 2009 con un volumen de producción de 7,27Mt.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *