29 de junio de 2010 07:49 AM
Imprimir

Empresa Coreana Instala en Uruguay Cría de Pollos Funcionales

Una empresa coreana, Insung, invertirá unos $30 millones de dólares para producir pollos funcionales en Uruguay. Los pollos serán alimentados con una ración que contenga omega-3, y serán destinados tanto al mercado doméstico como al de exportación.

Los ácidos grasos esenciales omega-3, que ofrecen múltiples beneficios para la salud, podrán encontrarse ahora en la carne de pollo en Uruguay. Y es que una empresa coreana, Insung, está realizando una inversión de unos $30 millones de dólares para producir estos pollos. La carne de pollo no es una fuente común de omega-3, por lo que estas aves se considerarían un alimento funcional, es decir, un alimento que ofrece un beneficio a la salud más allá de la nutrición básica. En este caso, el que la carne contenga ácidos grasos que mejoren la salud de los seres humanos, la hace ser un alimento funcional.Los pollos serán alimentados con una ración que contenga omega-3, y serán destinados tanto al mercado doméstico como al de exportación. El alimento para las aves está actualmente en desarrollo.El establecimiento de crianza estará localizado en el departamento de Canelones, y se espera que al inicial el último trimestre del año ya esté en producción. Este criadero de aves tendrá una capacidad de 200,000 pollos mensuales.El presidente de Insung decidió establecer este proyecto en Uruguay porque el país ya es productor de carne natural de otros tipos. Y por esto también, el nuevo producto se etiquetará con la leyenda "Rancho Insung: Uruguay Natural".Esta granja avícola es la primera que Insung tendría en el mundo. La empresa coreana es fundamentalmente productora de krill, una de las principales fuentes marinas de omega-3.Los ácidos grasos omega-3 son considerado esenciales porque el cuerpo humano no los puede producir. Las principales fuentes naturales de omega-3 son peces como la trucha de agua dulce, salmón, atún, sardinas, lenguado y otras fuentes marinas como krill y algas. También se encuentran en algunas plantas y nueces. Estos ácidos grasos poli insaturados juegan un papel crucial en las funciones cerebrales, además de reducir el riesgo de enfermedades cardiacas, cáncer y artritis

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *