26 de noviembre de 2009 20:38 PM
Imprimir

Uruguay   –   Camino a nuevos récords en las cosechas de trigo y cebada

Las siembras de cereales de invierno tuvieron una importante expansión en 2009, en especial por el aumento del área de trigo. Las condiciones del clima a lo largo del ciclo de los cultivos fueron muy favorables y permiten proyectar muy buenos rendimientos en am-bos casos. Así, las cosechas de trigo y cebada cervecera podrían alcanzar nuevos máximos históricos en el país.

Mientras esto ocurre, los mercados externos reciben la influencia "bajista" de la recuperación prevista para las disponibilidades globales de trigo. No obstante, la muy reducida oferta de trigo en la región surge nuevamente como probable factor de soporte para los precios en la exportación del Río de la Plata durante 2010. La situación de los cultivos Las cosechas de trigo y cebada comenzaron en la primera mitad de noviembre. Los resultados alcanzados hasta el momento confirman las previsiones, lográndose altos niveles de productividad y buena calidad. En general, los actores consultados coinciden en señalar que, en caso de culminar con normalidad las tareas de recolección, pueden es-perarse niveles medios de productividad muy elevados, que incluso podrían alcanzar nuevos máximos históricos. De cumplirse las expectativas, la producción se ubicará en niveles récord. La cosecha de trigo se proyecta en torno a 1.700.000 toneladas, su-perando largamente el volumen del año previo, cuando se cosecharon 1.400.000 toneladas (un aumento relativo de 28%). La cifra es sustancialmente mayor a las necesidades del consumo doméstico (del orden de 450.000 toneladas), generándose un voluminoso saldo exportable, de casi 1.300.000 toneladas. La situación confirma –y acentúa– el perfil nítidamente "exportador" que ha alcanzado la cadena triguera, destinando al mercado ex-terior la mayor parte de la producción nacional, tanto en forma de grano como de harina. En el caso de la cebada cervecera, las proyecciones ubican la cosecha en torno a 470.000 toneladas, nuevo récord histórico para el cultivo y 15% por encima del volumen producido en el año previo. También en este caso la producción sería excedentaria respecto de las necesidades de abastecimiento de la industria maltera local, aun considerando el aumento de la ca-pacidad instalada de malteo ocurrido en 2009. Las ampliaciones de la maltería de AmBev en Nueva Palmira llevaron la capacidad de elaboración de malta a unas 290.000 toneladas anuales, que equivalen al procesamiento de unas 400.000 a 420.000 toneladas de cebada cervecera. Por tanto, estaría asegurado el abastecimiento pleno a la industria durante 2010 e incluso puede pre-verse la exportación de excedentes de cebada cruda. La situación de los mercados El mercado externo del trigo muestra características similares a las vigentes durante la zafra que termina. La situación global está influida por la presión bajista de la im-portante recuperación de las existencias mundiales, que aumenta- rían 14% al fin del ciclo 2009/10 (que continúa a una suba de 36% en el ciclo previo). Sin embargo, la realidad de la producción triguera en el Cono Sur contrasta nítidamente con el contexto global, generando condiciones favorables para el soporte del precio en la exportación regional. Las más recientes proyecciones asignan caídas importantes a las cosechas de Brasil y Argentina, lo que daría lugar a un balance de oferta y demanda fuertemente deficitario para la región durante 2010, que alcanzaría el nivel más elevado de los últimos 25 años. La cosecha argentina sería nuevamente del orden de 8.000.000 de toneladas (vs. 8.200.000 del año previo), lo que resulta en un excedente exportable de apenas 2.500.000 a 3.000.000 de toneladas. En Brasil, las lluvias de octubre perjudicaron seriamente los rendimientos y la calidad de la cosecha triguera, que llegaría apenas a 5.000.000 de toneladas (frente a un consumo estimado en casi 11.000.000 de toneladas). Se acentúan, así, las características que tuvo durante 2009 el escenario regional, debiendo esperarse un segundo año consecutivo con fuerte escasez regional de trigo. De ese modo, al igual que en 2009, puede preverse que el factor regional juegue un importante papel para sostener los precios de exportación de la producción uruguaya, que podrá encontrar una colocación fluida en el mercado brasileño, a partir de la escasa oferta exportable de Argentina. 

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *