30 de junio de 2010 06:32 AM
Imprimir

“Los productores están en el desamparo más absoluto”

Llamó a construir un proyecto para eliminar a las cerealeras, y comparó a la Oncca con el Indec

Durante el debate público sobre la Oncca realizado este martes en la Cámara de Diputados (ver aparte) el diputado de Proyecto Sur, Fernando “Pino” Solanas, marcó los lineamientos de lo que debe ser -a su criterio- el futuro productivo y comercial del campo. Solanas señaló que en la Argentina sigue faltando un “gran plan agrario nacional” y que según sus cálculos dos tercios de los 300 mil productores que existen “están en el desamparo más absoluto”. El Plan que todavía no existe, debería tener como metas tanto la de “garantizar la soberanía alimentaria”, promover la “diversidad agrícola”, y bregar para que “cien mil chacareros vuelvan a sus campos” fomentando un entramado de “campesinos y chacareros” en la producción. La razón de los padecimientos actuales se explican para el diputado por el sistema de comercialización que impera aún con el kirchnerismo, donde el productor agropecuario recibe “el diez por ciento de venta al público”, mientras que el noventa por ciento restante se quedaría en la cadena de intermediación. Tras la presentación de un proyecto para reemplazar a la Oncca del entrerriano Lisandro Viale, el cineasta calificó la propuesta como “muy interesante” sobre todo por el carácter participativo en la conformación de un directorio con la presencia de todos los sectores en su conducción más allá del Estado. Ese aspecto de un cuerpo colegiado en la conducción fue también destacado por el resto de los diputados de la más diversa posición ideológica como el macrista Christian Gribaudo. Pero tal vez haya sido la única coincidencia entre la visión de Solanas con el diputado de centro derecha. En esa línea Pino consideró que la mayor participación en la conducción de la Oncca “va a permitir más confiabilidad” en el organismo; en cambio rechazó la idea de disolver la Oncca y comparó la necesidad de su modificación con “la democratización del Indec”. Solanas resumió la gestión kirchnerista en materia agropecuaria como un avance de “la frontera sojera” que “se empezó a expandir de manera brutal en los noventa”. Retomando la consigna de la FAA, Pino remarcó que en esas décadas nació la concepción de “una agricultura sin agricultores” y un “inédito proceso de extranjerización de tierras” en el mundo. El diputado de centro izquierda cuestionó además la sustentabilidad de este modelo, nacido al amparo de la desregulación menemista y del uno a uno, también en materia ambiental cuando se declaró “piedra libre para contaminar y fumigar” en referencia al uso de agroquímicos como paquete tecnológico asociado a la soja transgénica. Para Solanas el sector agropecuario es fundamental en la matriz económica del país, pero debe ser recuperado el protagonismo de “chacareros y campesinos”, esto es de los segmentos de menor escala que tienden a la desaparición con la continuidad del modelo de los noventa en la era K. El diputado aseguró que “un tercio de la renta agraria se lo quedan los exportadores” por la concentración en la comercialización. “No tenemos ninguna necesidad de ese tercio”, reforzó, y añadió que había que avanzar sobre las cerealeras “para repartir el excedente entre todos los sectores”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *