30 de junio de 2010 02:22 AM
Imprimir

Colombia  –  El país venderá US$13 mil millones a la UE

Bogotá.  El embajador de la Unión Europea (UE) en Colombia, Fernando Cardesa, prevé que si hay un efecto duplicador en las exportaciones colombianas a Europa, derivado del Tratado de Libre Comercio (TLC), las ventas a ese continente podrían aumentar.

En entrevista con LA REPUBLICA, Cardesa manifestó que "los lecheros colombianos son como los de todo el mundo, una especie de plañideras. Todo el horizonte lo ven negro, cuando no se quejan del precio de la carne, lo hacen por el de la leche o por el de cualquier otra cosa".

¿A qué monto podría aumentar el comercio colombiano a Europa?
Si hay un efecto de duplicación, razonablemente se puede esperar que la exportación hacia Europa llegué a los 10.000 millones de euros en el año 2015, es decir, que con la tasa de cambio actual, esto corresponde a aproximadamente 13 mil millones de dólares.

¿Cuándo se sentirían los efectos del acuerdo?
Transcurridos tres años después de su entrada en vigencia, incluso podría ser antes, pero digamos que tres años es el periodo para empezar a sentir el efecto normal del acuerdo. En 2013 se podría ver algún impacto y a partir de 2014 sería mayor. Para hacer una referencia, en el TLC de Chile y México con la UE, el impacto fue que transcurridos tres años se duplicaron las exportaciones de esos países hacia Europa.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del tratado?
La parte negativa sólo la ven los pesimistas. Yo como no soy parte de ese gremio, no lo veo así. Creo que el TLC con la Unión Europea despertó de un sueño profundo en el que se encontraba el sector lechero, con lo cual ha descubierto cuáles son todos sus males estructurales para defenderse de una potencial penetración de la UE, cuando la realidad es todo lo contrario.

¿La UE va a inundar con leche al mercado local?
La UE no va a acceder profundamente al sector lechero colombiano. En contraste, al mercado local se le abre una oportunidad importante de cara a la exportación de los productos lácteos. La cuestión es cómo ante una producción excedentaria en Colombia se organiza y aprovecha esa capacidad y ese potencial para buscar nuevos mercados como es el europeo, que es precisamente el objetivo del TLC. La ventaja es que está todo por hacer. Lo único que hay es oportunidades. No habrá leche europea que inunde el mercado colombiano, pero el sector debe estructurarse. Los lecheros deben encontrar la forma de participar en ese mercado de manera eficiente. El resto es sencillamente un suicidio y es no querer ver la realidad. Esta es la mejor manera de acabar un sector.

¿Por qué cree que los lecheros están en desacuerdo con el TLC?
Porque los lecheros colombianos son como los de todo el mundo, una especie de plañideras. Todo el horizonte lo ven negro, cuando no se quejan por el precio de la carne, lo hacen por el de la leche y sino por otra cosa. La industria agropecuaria y la lechera, en particular, no se presta para grandes factores de capitalización. Entonces la forma natural de evolucionar es un sistema de cooperativismo. Esto demuestra que el sector no ha visto todavía cuáles son sus oportunidades. No ve más allá de lo que es su propio ranchito.

Recursos para capacitación
Por medio del proyecto de asistencia técnica, el comercio de Colombia, que cuenta con la colaboración de la Unión Europea (UE), capacitará durante dos años a dos mil funcionarios de instituciones públicas del sistema de comercio exterior y el sector privado que atienden a las mipymes. La financiación del proyecto, valorado en 15.635 millones de pesos, recibirá un aporte de 12.716 millones de pesos de la UE y 2.918 millones de pesos del Gobierno, como contrapartida financiera y en especie. Entre las entidades que se beneficiarán están los ministerios de Protección Social, Agricultura, Vivienda y Ambiente, así como el ICA, el Invima, el Ideam y la Superintendencia de Industria.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *