30 de junio de 2010 06:48 AM
Imprimir

La leche llegó a su techo de precios

Los industriales afirman que alcanzó un valor máximo y que, en consecuencia, no se prevén más aumentos

Después de registrar un aumento de más del 60% desde agosto, el precio de la leche que cobran los tamberos parece haber alcanzado un techo, según advierten representantes de la industria láctea, e incluso se especula que podría sufrir una baja. Hoy, sin embargo, los tamberos reciben valores que no vieron nunca antes. En agosto de 2009, los tamberos cobraban un promedio de 80 centavos el litro. En mayo pasado, según el Ministerio de Agricultura, ese valor subió a 1,41 pesos el litro. Ahora, de acuerdo con empresarios del sector lácteo consultados, no es posible esperar nuevas subas para la materia prima y, en consecuencia, se verían limitados los aumentos al consumidor. "Yo creo que mayo ha sido un mes techo para la materia prima; se llegó a precios máximos inesperados", comentó a LA NACION Miguel Paulón, presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL). Según Paulón, el pico alcanzado por la leche fue consecuencia, entre otros factores, de la menor producción que hubo en la primera parte de 2010. En los primeros tres meses de este año la producción tuvo un recorte del 10 al 12%. Si bien después comenzó a recuperarse, el indicador acumulado de enero a mayo registra, no obstante, un descenso de 8,36% respecto del último año. Con menos leche, los precios, que venían subiendo desde fines de 2009, profundizaron su tendencia alcista. Consecuencia de esa caída en la producción, en las góndolas hubo faltantes de manteca, entre otros productos. De todos modos, la información que ahora manejan los empresarios es que la producción se encuentra estabilizada. Una encuesta entre una veintena de las firmas más grandes, que concentran el 65% de la recepción de leche, da como resultado preliminar que durante junio hubo 6% más de leche que el mes anterior. Para Paulón, "seguramente un descenso va a producirse" en el precio pagado a los tamberos. Pese a esa previsión, Paulón aclaró que una eventual baja "no va a ser de preocupación". Con valores que en dólares equivalen a 35 centavos de dólar el litro, los tamberos tienen un nivel récord de precio. A nivel regional, la Argentina, que venía ocupando el último lugar en el ranking de precios, ya está segunda detrás de Brasil (allí la materia prima está cerca de 40 centavos el litro) y por encima de Uruguay, donde el promedio en dólares es de 33 centavos, según datos de la firma DeLaval. Pablo Villano, presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel), coincidió con Paulón en que los precios al tambero tocaron "un techo". En este contexto, el industrial opinó que podría ocurrir un reacomodamiento. "Se tocó un techo, coincido", afirmó. En una reciente reunión en el Ministerio de Agricultura con funcionarios y tamberos, empresarios de las pymes expresaron en esa oportunidad, según pudo reconstruir LA NACION, que no sabían si iban a poder seguir pagando los actuales precios. Hasta el momento, el consumo interno absorbió parte de la suba de precios. No obstante, para algunas fuentes no hay margen para nuevas alzas. De hecho, después de haber autorizado una suba del 8% para productos masivos como la leche en sachet, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, dejó entrever que no habilitará otro ajuste. Un tema que les preocupa a las pymes es la baja en el precio de sus productos a la salida de fábrica, fundamentalmente los quesos. Ya cayeron entre 3 y 5% en junio. Por el lado de la exportación, los precios son buenos. Para la Argentina, rondan los 3400/3500 dólares la tonelada de leche en polvo. No obstante, al bajar la producción interna, la industria exportó 25% menos para evitar el desabastecimiento doméstico. En este contexto, en el sector de la producción rechazan cualquier cambio en los precios. "Si bajan va a haber muchos reclamos", advirtió Guillermo Giannasi, referente en lechería de Federación Agraria Argentina (FAA). Para Giannasi, se amplió la brecha entre el precio al productor y al público. Según el dirigente, hace dos años un tambero ya cobraba 80 centavos el litro mientras un kilo de queso duro costaba al público 30 pesos. "Ahora el productor cobra 1,30/1,40 pesos el litro, pero el queso duro subió a 60/70 pesos", precisó. Según Giannasi, en los últimos siete años, cayó de 17.000 a 10.000 la cantidad de tamberos. "Con este gobierno perdimos un 40% de tamberos", destacó el dirigente de FAA, entidad que mañana y pasado hará una jornada nacional de lechería en Rafaela. La buena noticia para los tamberos sigue siendo que mientras la oferta a nivel mundial crece 1,5%, la demanda lo hace al 2,5 por ciento

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *