3 de junio de 2018 01:28 AM
Imprimir

Insectos benéficos mantienen bajo control las plagas de la caña de azúcar

Más allá del uso de productos químicos para el control de las plagas, la agroindustria colombiana de la caña de azúcar ha optado por utilizar insectos benéficos como las moscas para contrarrestar de manera biológica los ataques del barrenador del tallo Diatraea spp, la principal epidemia de estos cultivos. Para ello, algunos ingenios se encargan […]

Más allá del uso de productos químicos para el control de las plagas, la agroindustria colombiana de la caña de azúcar ha optado por utilizar insectos benéficos como las moscas para contrarrestar de manera biológica los ataques del barrenador del tallo Diatraea spp, la principal epidemia de estos cultivos.

Para ello, algunos ingenios se encargan de producir en sus propios laboratorios los insectos benéficos que necesitan para el control de la plaga. Además,  el Centro de Investigación de la Caña de Azúcar de Colombia (Cenicaña) investiga de manera permanente el uso de estos organismos para lograr una mayor efectividad en el control biológico.

De acuerdo con Germán Vargas, entomólogo de Cenicaña, actualmente los ingenios Pichichí, Mayagüez, Incauca (Providencia) y María Luisa cuentan con laboratorios para la producción de insectos benéficos. “En el valle del río Cauca para el control de los barrenadores del tallo de la caña de azúcar Diatraea spp  se utilizan las moscas taquínidas; la avispa Cotesia flavipes se usa para el control de larvas;  y para el de huevos se libera la avispa Trichogramma exiguum”, explicó el experto.

Vale resaltar que la producción de estos insectos benéficos solo es posible en larvas vivas de la plaga. Por lo tanto, en estos laboratorios se producen larvas de Diatraea spp y allí se multiplican los insectos controladores que se utilizarán en campo como control biológico. Las moscas o avispas son liberadas en campo de acuerdo con los niveles de daño detectados durante las cosechas previas.

Asimismo, existe al menos una docena de empresas productoras que proveen de insectos benéficos a los cultivadores y a los demás ingenios.

El control biológico o el uso de organismos vivos para contrarrestar los ataques de los insectos plaga se utiliza también en otros cultivos del país como es el caso de las flores, la palma de aceite o el café, entre otros. No solo se trata de un mecanismo efectivo y beneficioso para los cultivos sino que además es amigable con el medio ambiente.

Nivel promedio de daño en  la industria no supera 5%

La historia del manejo del barrenador del tallo Diatraea spp en el Valle del río Cauca se partió en dos cuando se importaron las moscas benéficas. A finales de la década de los años 60, el promedio de los niveles de daño en la agroindustria de la caña por esta plaga era de 25%. Después en los años 70, el nivel de daño empezó a ceder como resultado de las liberaciones. En la actualidad y como resultado del control biológico que se ejerce sobre la plaga, el nivel promedio de daño en la industria no supera 5%, precisó Germán Vargas, entomólogo del Centro de Investigación.

Fuente:

Publicidad