4 de junio de 2018 02:41 AM
Imprimir

Preocupa resurgimiento de la fiebre de garrapata

El ganado en el sur de Texas sufre por la fiebre de la garrapata

LAREDO, TX.   :  Un resurgimiento de la fiebre de garrapata en el ganado del sur de Texas mantiene altamente preocupados a los rancheros de la región y para ayudarles, el congresista federal Henry Cuellar realizará una sesión con oficiales de la Agencia de Servicio a Ganaderos para informar de los recursos disponibles.

El evento para informar de los fondos disponibles en el programa federal de asistencia de emergencia se realizará el miércoles 6 de junio de la 1:00 a las 3:00 de la tarde en el Centro de Comercio del Hemisferio Oeste en la universidad de TAMIU.

Personal de la Agencia de Servicios a Rancheros (FSA) explicará a los ganaderos los beneficios del programa de asistencia de emergencia para ganado como una forma de combatir los efectos de la fiebre de garrapata que mata a miles de reses en el sur de Texas.

La idea es informar sobre el programa y los recursos que ofrece a cada ganadero para recuperar los gastos realizados en cuidar a su ganado y explicarán además la forma de tener reses saludables y libres de garrapata.

En el evento también estarán elementos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos y de la división Aphis de servicios de inspección de salud.

Cabe mencionar que las garrapatas conocidas científicamente como Rhipicephalus (anteriormente Boophilus) annulatus y R. microplus, son una gran amenaza para la industria ganadera de Estados Unidos.

Estas garrapatas son capaces de llevar los protozoos o parásitos microscópicos, Babesiabovis o B. bigemina, comúnmente conocidos como fiebre del ganado.

El organismo Babesia ataca y destruye las células rojas de la sangre, causando anemia aguda, fiebre alta y agrandamiento del bazo y el hígado, lo que se traduce ultimadamente en la muerte de hasta el 90 por ciento de los bovinos susceptibles.

Los anfitriones potenciales de las garrapatas de la fiebre del ganado incluyen, pero no están limitados a ganado bovino, caballos, venados de cola blanca y animales exóticos ungulados, como el antílope nilgai y el venado rojo.

Inspectores federales de agricultura continuamente inspeccionan el ganado estadounidense en o cerca de la zona de cuarentena permanente. También montan a caballo en busca de animales que se han escapado y de animales silvestres cruzando el Río Grande, que potencialmente puedan estar infestados con garrapatas de la fiebre.

La zona de cuarentena permanente por la garrapata de la fiebre del ganado es de 200 yardas hasta 10 kilómetros de ancho a lo largo del río.

Esta franja de terreno es de aproximadamente 500 millas de largo, atraviesa ocho condados del sur de Texas, a orillas del río, desde el río Devils hasta el Golfo de México. Fue creada como amortiguamiento de México, donde las garrapatas de la fiebre son comunes. Esta zona permite detectar y eliminar las incursiones de garrapatas rápidamente, por lo que el ganado en la zona no las propaga al interior del Estado.

Fuente:

Publicidad