30 de junio de 2010 12:30 PM
Imprimir

Una colmena digital analiza con abejas el efecto ambiental de las ciudades

La repercusión medio ambiental de las ciudades a tiempo real sobre la vida de las abejas puede ya ser estudiado gracias a la instalación hoy en Córdoba de la primera colmena digital de España que permitirá monitorizar por internet una estación de "Apis mellifera".

Esta iniciativa, creada por la empresa de base tecnológica de la Universidad de Córdoba Apoidea, se ha situado en el Centro de Referencia Apícola de Andalucía del Campus de Rabanales de Córdoba, con el objetivo, según el director de Apoidea, José Antonio Ruiz, de visualizar a través de internet el comportamiento de una colonia de abejas y la evolución de su ciclo biológico de acuerdo al estado medio ambiental de Córdoba.
"Nuestro trabajo es buscar siempre la conciliación de la vida de las abejas con la sociedad y ver el lado positivo de esta convivencia y, en este sentido, perseguimos la búsqueda de un lugar que sea reconocido con un certificado de calidad donde las abejas puedan prosperar", ha indicado Ruiz.
Esta colmena digital cuenta con diferentes sensores y equipos que visualizarán a través de internet el comportamiento de una colonia de abejas y la evolución de su ciclo biológico con la recogida de datos sobre el nivel de pecoreo de la colonia, la mortalidad natural o la producida por distintos contaminantes, el peso de la colonia, la temperatura en el nido de cría y datos meteorológicos del entorno.
Esta iniciativa, según el director de Apoidea, forma parte del proyecto de I+D para la Prevención de la Contaminación titulado "Desarrollo y puesta en marcha de una red de estaciones de biomonitoreo con colonias de Apis mellifera para la evaluación a tiempo real de la contaminación urbana en el municipio de Córdoba" y está financiado por el Ministerio de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Córdoba.
Para la instalación de esta estación piloto se ha contado con la colaboración de la Universidad de Orleans (Francia).
Ruiz ha destacado también que colmenas de este tipo ayudan a agilizar el trabajo de un apicultor "que acude ahora a la colmena en el momento preciso y no como antes, que tardaba entre una semana o una quincena en visitarla, consiguiéndose así un ahorro de energía considerable".
Según la empresa de bioseguridad ambiental, está previsto crear una Red Nacional de Biomonitoreo para hacer un seguimiento del Síndrome de Despoblamiento así como de la evolución y repercusiones del cambio climático.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *