4 de junio de 2018 17:40 PM
Imprimir

Tras comprarla por US$63.000 millones, Bayer no usará la marca Monsanto pero mantendrá sus productos

Llega a su fin el nombre de la empresa fundada en 1901, aunque Bayer mantendrá las marcas de productos

La alemana Bayer anunció hoy que espera el próximo jueves convertirse en el único accionista de Monsanto, luego del proceso de compra que inició en 2016 por US$63.000 millones. Además, informó que dejará de utilizarse el nombre Monsanto, si bien se mantendrán las marcas de productos.

Fundada en 1901 por el químico John Francis Queeny, Monsanto debe su nombre a la esposa de Queeny, Olga Méndez Monsanto. En los últimos años, la marca fue blanco de cuestionamientos de grupos ambientalistas por sus desarrollos como el glifosato y en semillas transgénicas.

“El 7 de junio Bayer pasará a ser el accionista único de Monsanto”, dijo el grupo alemán. Luego agregó: “El nombre Monsanto dejará de utilizarse. Los productos adquiridos mantendrán sus marcas y pasarán a formar parte de la cartera de Bayer”.

Quizá teniendo en cuenta lo que significó el nombre Monsanto para los productores, pero también porque fue blanco de ataques de sectores de la sociedad, Bayer pareciera haberles mandando hoy un mensaje tanto a los productores como a quienes la fustigan. De hecho, la firma indicó que aspira al diálogo con la sociedad.

“La innovación es vital para producir más alimentos saludables, seguros y asequibles para una población en crecimiento y hacerlo de modo más sostenible. La unión de ambas empresas nos permitirá proporcionar más innovaciones con más rapidez y ofrecer soluciones adaptadas a las necesidades de los agricultores de todo el mundo”, señaló Liam Condon, presidente del negocio de agro de Bayer.

Considerando a Monsanto, las inversiones totales de Bayer en I+D en 2017 habrían ascendido a unos 5700 millones de euros. “De ellos, 2400 millones de euros se habrían dedicado pro forma al negocio agrícola combinado”, precisó la empresa.

Por otra parte, la compañía dijo que es “consciente” de su posición de liderazgo en el negocio agrícola. “La empresa seguirá reforzando su compromiso en el terreno de la sostenibilidad. Como compañía líder, Bayer está absolutamente comprometida a mantener los máximos niveles de ética y responsabilidad, reforzar el acceso a la salud y la nutrición y seguir reduciendo su huella medioambiental”, dijo.

En este sentido, Werner Baumann, presidente del Consejo de Dirección de Bayer AG, destacó: “Aspiramos a profundizar nuestro diálogo con la sociedad. Escucharemos a quienes nos critican y colaboraremos siempre que encontremos un terreno común. La agricultura es demasiado importante para permitir que las diferencias ideológicas detengan el progreso. Debemos hablar unos con otros y escucharnos mutuamente. Es el único modo de tender puentes”.

 

La operación

En el marco del proceso regulatorio, Bayer acordó la venta de una serie de negocios que generaron 2200 millones de euros en facturación en 2017, por un precio base de 7600 millones de euros en total.

Si bien el próximo jueves Bayer será el accionista único de Monsanto, la integración de Monsanto en Bayer podrá producirse cuando se complete la venta de activos a Basf, en dos meses.

Fuente:

Publicidad