1 de julio de 2010 00:08 AM
Imprimir

Uruguay  –   Los altos precios del ganado reflejan la firme demanda de carne

Contrariamente a lo que podía preverse, el precio de la hacienda para faena prácticamente no bajó en el pico de la zafra, en abril y mayo, más allá de una ligera disminución, una pestañada, cuando la oferta a frigorífico se incrementó, para luego recuperarse rápidamente.

Al cierre de esta nota, en la tercera semana de junio, todas las categorías de embarque mantienen un moderado tono al alza, mientras la industria procura regular la demanda en niveles restringidos, se maneja con cautela, realiza faenas controladas y anuncia el cierre de alguna planta de primera línea. Exportaciones Los buenos valores de colocación de la carne en el exterior, a pesar de los conocidos problemas que presenta Europa, permiten mantener las cotizaciones más altas en términos históricos por la hacienda, si no consideramos el descontrol de 2008. El precio promedio de exportación siguió aumentando sostenidamente a lo largo de este año, con las salvedades referidas al Viejo Continente. El precio promedio de la tonelada peso carcasa equivalente llegó, a mediados de junio, a U$S 2.834, pero en mayo el promedio fue 24% superior al de enero, y junio probablemente sea similar a mayo. Se completó el 100% del cupo Hilton, de 6.300 toneladas peso embarque. Esa carne debe estar disponible en Europa, salida de la aduana de destino antes de cerrar el año agrícola, el 30 de junio. El precio promedio del ejercicio fue de U$S 11.272 la tonelada (peso embarque o producto), un valor 3,9% inferior al del ejercicio anterior (2008– 2009), que tuvo algunos meses signados por la distorsión previa a la crisis. Hacia el fin de este ejercicio los negocios con Europa registraron ajustes a la baja, pero se siguen concertando negocios por volúmenes importantes a buenos valores. También con EEUU y Canadá los precios son interesantes, aunque estos mercados representan actualmente la mitad del volumen que compra Rusia, destino mayoritario de nuestra carne, con más de 31,5% del total, en unidades físicas. Uruguay tiene abiertos 105 mercados, muchos de ellos operativos y demandantes, lo que le confiere una gran fortaleza a la hora de negociar: si uno se retira, otro ocupa su lugar de inmediato. Mercado interno También importa el consumo local, que ha venido subiendo a la par de la mejora del ingreso de las familias y representa por lo menos unas 180 mil toneladas anuales de carne de procedencia industrial. El precio en pesos de la carne al público prácticamente no ha subido, pero con el atraso cambiario vale bas-tante más dólares que el año pasado. La media res salida de frigorífico destinada al abasto, ponderada en la proporción novillo–vaca, vale unos U$S 3 el kilo, impuestos incluidos; es un precio comparable al de la exportación, como es lógico, pero con un mercado muy firme y que está creciendo. Subproductos Los llamados recuperos de la faena, que contribuyen a solventar los costos industriales, están también en alza. El principal rubro es el cuero, que el año pasado no tenía prácticamente colocación, y a lo largo de este año ha ido recomponiendo su posición. Con valores superiores a 1 U$S/kg, un cuero fresco de industria vuelve a representar un porcentaje importante del valor total del vacuno de faena. También se colocan fluidamente a buenos valores las menudencias y los subproductos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *