7 de junio de 2018 11:33 AM
Imprimir

Argentina tiene una nueva soja transgénica, es tolerante a dicamba

La Secretaría de Alimentos y Bioeconomía del Ministerio de Agroindustria de Argentina publicó este martes en el Boletín Oficial la resolución 30/2018 por la cual aprobó la venta en Argentina de semillas de soja que toleran la aplicación del herbicida dicamba. Se trata de un desarrollo de Monsanto, empresa que a partir del jueves pasará […]

La Secretaría de Alimentos y Bioeconomía del Ministerio de Agroindustria de Argentina publicó este martes en el Boletín Oficial la resolución 30/2018 por la cual aprobó la venta en Argentina de semillas de soja que toleran la aplicación del herbicida dicamba.
Se trata de un desarrollo de Monsanto, empresa que a partir del jueves pasará a formar parte de Bayer para luego desaparecer como tal, que en Argentina ya tuvo ensayos pero no fue lanzada comercialmente porque la compañía entiende que la actual Ley de Semillas no protege adecuadamente la propiedad intelectual de la biotecnología.
En concreto, lo que autorizó el gobierno es “la comercialización del grano de soja y de los productos y subproductos derivados de éste, proveniente de los eventos MON-877Ø8-9 x MON-89788-1 y su parental MON-877Ø8-9, con el objetivo exclusivo de ser utilizados como materia prima para su procesamiento agroindustrial y con fines de uso alimentario humano y animal, solicitada por la firma Monsanto Argentina SRL”.
Aunque la novedad es la tolerancia a dicamba, esta semilla también tiene el gen RR; es decir, es resistente a las aplicaciones de glifosato, publicó el diario La Voz del Interior.

Historia
Esta soja autorizada por el Gobierno es la segunda del año, luego de la tolerante a los herbicidas isoxaflutole, glifosato y glufosinato de amonio, de Bayer, que se aprobó a principios de marzo.
Además, es la 13° de la historia, desde el primer evento que se avaló oficialmente en 1996: la célebre soja RR, introducida en Argentina por Nidera.
Dentro de ese total, es la cuarta desarrollada por Monsanto: la primera fue la soja Intacta, en 2012; las otras dos, una resistente a insectos y otra tolerante a glifosato, en 2016.

Agromeat

Fuente:

Publicidad