8 de junio de 2018 11:43 AM
Imprimir

Prevén que el área a sembrar en el ciclo 2018/19 será récord por el auge de los cultivos de fina

La Bolsa de Comercio de Rosario estimó que se sembrarían 37,2 millones de hectáreas y se producirían 120 millones de toneladas. Los productores invertirían más de U$S 10.000 millones.

Para la actual campaña el área total sembrada en Argentina alcanzaría un récord histórico de 37,2 millones de hectáreas y una producción de 120 millones de toneladas, la segunda más alta, según datos preliminares de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

La campaña 2017/18 deja un saldo muy negativo para la producción primaria argentina. La peor sequía en 50 años hizo que de una perspectiva de producción superior a los 130 millones de toneladas, la cosecha efectiva no pudiese superar la barrera de los 100 millones de toneladas

Sin embargo, tras las últimas lluvias, renovaron el ánimo de los productores y esto se plasma en el nuevo ciclo que ya comenzó con la siembra de trigo y cebada.

Según datos de la Bolsa rosarina, en trigo se estima una implantación de 6 millones de hectáreas, un 10% por encima del ciclo pasado. En cebada, las perspectivas de siembra ascienden a 900.000 hectáreas, superando también las coberturas del año anterior.

El girasol, en tanto, cubriría cerca de 2 millones de hectáreas. Para maíz y sorgo, se proyecta un área sembrada de 6,6 y 0,8 millones de hectáreas, respectivamente. En tanto que la soja cubriría 18,2 millones de hectáreas, recuperando un 1% en relación al año pasado.

Área sembrada en Argentina. Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario.

Área sembrada en Argentina. Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario.

De cumplirse estas proyecciones, según estimaciones de la institución rosarina, el área total sembrada en Argentina la campaña 2018/19 alcanzaría un récord histórico de 37,2 millones de hectáreas, en línea con las intenciones del año anterior aunque un millón de hectáreas por encima de lo que efectivamente pudo ser implantado entonces.

Previendo un rinde tendencial para cada cultivo, sostuvo la BCR, las siembras permitirían obtener una producción total de granos de 120 millones de toneladas, muy por encima de los 99 millones de la campaña previa y el segundo mayor registro de la historia.

Producción preliminar de granos.

Producción preliminar

Inversiones de los productores en los principales cultivos

Se estima que la implantación proyectada de soja, maíz, trigo, girasol, cebada y sorgo para la campaña 2018/19 por un total de 34,4 millones de demandará una inversión total del sector productor superior a los US$ 10.000 millones, de los cuales más del 90% corresponden a soja, maíz y trigo.

El maíz, particularmente, es el cultivo que mayores erogaciones demandan por hectárea sembrada con US$ 450 por hectárea, aunque por la mayor superficie a implantar la soja se lleva la mayor parte de la inversión a pesar de su menor costo relativo por hectárea (US$ 250/ha).

Inversión para los seis cultivos principales.

Inversión para los seis cultivos principales.

Así, mientras que la producción del cereal requerirá un gasto de siembra total de US$ 3.000 millones, la oleaginosa requerirá invertir US$ 4.550 millones.

Trigo y cebada, por su parte, tienen un costo de siembra por hectárea muy similar en torno a los US$ 290 y 300 /ha, respectivamente, demandando una inversión total de US$ 1.740 y 270 millones; mientras que la implantación de girasol requerirá aplicar fondos por US$ 455 millones y el sorgo, con un paquete tecnológico más modesto, US$ 156 millones.

Asimismo, la entidad estima a su vez que estos seis cultivos podrían generar un ingreso de divisas al país por exportaciones que podría ubicarse en los US$ 26.400 millones.

“El principal aporte a la balanza comercial provendría del complejo sojero, responsable de más de 40 millones de toneladas de exportaciones entre poroto y subproductos, por un total de US$ 18.400 dólares (el 70% del total)”,consignó.

Fuente:

Publicidad