1 de julio de 2010 00:08 AM
Imprimir

Las costas de China sufren otra plaga de algas causada por fertilizantes

Una plaga de algas flotantes, causada por la excesiva utilización de fertilizantes químicos, que cubren centenares de kilómetros de agua marina.

Las provincias costeras de Jiangsu y Shandong sufren una plaga de algas flotantes, causada por la excesiva utilización de fertilizantes químicos, que cubren centenares de kilómetros cuadrados de agua marina.

 Según informó hoy la agencia oficial Xinhua, las algas verdes ocupan una superficie de 400 kilómetros cuadrados cerca de la ciudad de Qingdao, uno de los principales puertos del país.
 La Administración Oceánica Estatal de China reveló que la capa de algas tiene un espesor de hasta tres metros y afecta al turismo, el transporte y el propio ecosistema marino, debido al consumo de oxígeno y al bloqueo del paso de la luz.
 Los expertos temen que la plaga, que se reproduce anualmente por la alta presencia de fertilizantes artificiales procedentes de la industria agroalimentaria, se expanda tanto como en verano de 2008, cuando coincidió con los Juegos Olímpicos de Pekín y estuvo cerca de obligar el traslado de las pruebas de vela, que albergaba Qingdao.
 Casi un millón de toneladas de algas verdes fueron retiradas del mar y enterradas para permitir la competición olímpica. De momento, el gobierno de Qingdao ha organizado 66 equipos en otros tantos barcos para limpiar las aguas afectadas.
 Mediante el seguimiento por vía satélite, las autoridades determinaron que el manto de algas se desplaza en dirección norte a una velocidad de entre siete y nueve kilómetros diarios.
 Este fenómeno de expansión vegetal se conoce como "eutrofización" y se desarrolla por un exceso de nutrientes inorgánicos, sobre todo nitrógeno y fósforo, en el agua.
 China es uno de los países más contaminados del mundo, por tierra, mar y aire, debido al enorme desarrollo de su industria, paralelo a su crecimiento económico, aunque el Gobierno sostiene que en proporción a su enorme población, sus emisiones son inferiores a las de los países desarrollados.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *