10 de junio de 2018 11:46 AM
Imprimir

Idoyaga ratifica denuncia de coima y se reaviva escándalo de la carne

Paraguay : El ex presidente del Senacsa se ratificó en su denuncia acerca del supuesto pago de coima a los ministros Gustavo Leite y Luis Gneiting por parte del Frigorífico Concepción. El martes irá a la Fiscalía.

Cuando el ex presidente del Senacsa Hugo Idoyaga preguntó al dueño del Frigorífico Concepción por qué accedió a pagar una coima, este le respondió: “Muero o sobrevivo”.

Fue lo relatado por el propio Idoyaga ayer, luego de días de especulación acerca del pago de una supuesta coima. El ex titular del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) dio por primera vez su versión ayer, en el programa La Lupa, emitido por Telefuturo.

Así también anunció que se presentará el martes a declarar ante el Ministerio Público, así como lo solicitaron los agentes asignados para indagar sobre la polémica denuncia.

Cronología. Idoyaga relató detalladamente cómo llegó a él la información.

El día de su destitución como titular del Senacsa, el martes 29 de mayo, Idoyaga conversó con Jair De Lima por teléfono. “Yo estaba con la sospecha de que algo más había porque la solución era sencilla”, relató.

Quedaron en encontrarse personalmente y así lo hicieron. “Le abordo a él y le digo, decime algo Jair, acá hay algo más. Yo sospecho algo y quiero que me cuentes con toda honestidad y transparencia”, le manifestó Idoyaga al empresario, siempre según su relato.

Después De Lima le confesó que ayer (el lunes 28 de mayo) entregaron “la primera parte”. Es decir, USD 300.000 de los USD 500.000 acordados. “¿Y a quién? ¿Al ministro (Gustavo Leite)? Le pregunto. No, un intermediario. Es alguien de Yacyretá. ¿Y quién es? Me dice Emilio”, relató. El intermediario sería Emilio Tiky Cubas, consejero de Yacyretá y conocido dirigente colorado.

Idoyaga le preguntó a De Lima si respaldaría la denuncia si la misma se acercaba a los superiores de los ministros, es decir, al presidente Horacio Cartes. En ese momento, el empresario dijo que sí, según la versión del ex funcionario.

Le preguntó luego por qué lo hizo. “Muero o sobrevivo”, le respondió el brasileño. Luego, le contó que tenía contenedores por valor de USD 50 millones por el mundo, cuentas bancarias y el negocio cayéndose por haber dejado de funcionar tras la prohibición de exportación.

De lo último que conversaron fue del otro trato que “estaba en curso”. Unos USD 100.000, pero para la esposa del ministro de Agricultura y Ganadería, Luis Gneiting, señaló.

Más tarde, Idoyaga se reunió con el ganadero Carlos Trapani, contó. Le comentó lo que había hablado con De Lima y le solicitó apoyo para “hacer llegar esto a los superiores”.

El miércoles 30 de mayo ambos fueron junto al senador colorado Juan Carlos Galaverna, para que él gestione una reunión con Cartes. “Sepan muchachos que esto es un murallón, ¿peikuaa pa hína la pe chokáta? (¿son conscientes de lo que están a punto de chocar?”, les dijo el legislador colorado.

Cartes accedió a hablar con Trapani, y el ganadero salió de esa audiencia con un pedido de documentos para De Lima, continuó Idoyaga.

Trapani, acompañado por el ganadero Fernando Serrati, se reunió con De Lima y recibió los documentos del caso. El presidente le escribió un mensaje al empresario adelantando lo que le pidió al ganadero. Esta reunión existió, según reconoció el propio De Lima.

Idoyaga admitió que no tiene pruebas más allá de este relato, pero que colaborará con la Fiscalía.

Fuente:

Publicidad