1 de julio de 2010 06:13 AM
Imprimir

Brasileños ingresarán fertilizantes por el puerto de Nueva Palmira

Los fertilizantes líquidos llegarán en barco desde Brasil, encallarán en el puerto de Nueva Palmira y, por un ducto subterráneo, serán transportados hasta un terreno privado donde serán almacenados, para luego ser comercializados.

Puerto. Buques provenientes de Brasil utilizarán Nueva Palmira para el ingreso de fertilizantes líquidos.
La Administración Nacional de Puertos (ANP) autorizó la construcción de ductos subterráneos en el puerto de Nueva Palmira para trasladar tierra adentro los fertilizantes líquidos que lleguen desde Brasil al punto de atraque. Por el servicio, la administración cobrará un canon.

La iniciativa surgió de un operador privado que tiene interés en el negocio de almacenaje y distribución. La ANP dio su visto bueno a lo que significa un incentivo más para que los buques lleguen al puerto de Colonia. “Los fertilizantes están cambiando (de sólidos) a líquidos y tenemos interés en que (ese mercado) se mueva por el puerto oficial”, dijo a Ultimas Noticias el presidente de la ANP, Alberto Díaz.

El proyecto implica la construcción de entre 800 metros a un kilómetro de cañerías. “Sería más de una porque hay que considerar las distintas densidades del producto, además del ducto necesario para hacer el mantenimiento sin cortar el abastecimiento”, explicó Díaz.

La ANP, contó su titular, ya fijó los precios que cobrará, que dependerán de la densidad de los fertilizantes transportados por el ducto: “Para líquidos densos se cobrará un dólar por tonelada y para los más livianos, se requerirá el precio equivalente por metro cúbico”. Los asesores técnicos de la ANP analizaron la posibilidad de instalar un contador líquido, pero prefirieron aplicar las dos figuras (tonelada y metro cúbico) en función de la diferencia de densidades que presentan los fertilizantes.

El titular de la ANP dijo que aún no hay una estimación de la cantidad de fertilizantes que transitará por el puerto de Nueva Palmira, pero indicó que se trata de “volúmenes grandes”. Díaz especificó que “hay varios interesados” en que el negocio funcione: tanto productores de la zona que quieren abastecerse, como quienes los venden al exterior o al mercado interno.

Díaz aclaró que la ANP no dispone, dentro del puerto, de un espacio para almacenar los fertilizantes, por lo que sólo cobrará un peaje para el transporte del producto desde el buque hasta el terreno privado donde será acumulado, que estará ubicado próximo a Nueva Palmira.

Ahora, que se lleve a cabo el proyecto depende de los privados, que aún deben tramitar los permisos en la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama). Hay dos opciones: que se realice la inversión ahora, aprovechando que en el puerto se están haciendo obras de refacción, o cuando se disponga de las autorizaciones, aunque se supone que el costo para los emprendedores será más alto. “Estamos a punto de terminar el muelle de barcazas y empezamos la construcción de la ampliación del muelle de ultramar; en estos dos meses la empresa tiene que decidir si pone las cañerías o no, después sería muy malo romper para instalar”, explicó Díaz.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *