1 de julio de 2010 18:44 PM
Imprimir

Trazabilidad: ¿Una herramienta de valor?

¿VALORA EL SECTOR LA INFORMACIÓN Y LA TRAZABILIDAD?

El pasado 10 de junio, en el marco del Congreso de Productos del Mar celebrado en Baiona (Vigo), se desarrolló el primer taller de trazabilidad organizado por el MARM en colaboración con AECOC en el que diversos ponentes dieron a conocer distintas acciones que administración y sector están poniendo en práctica de cara a implantar la trazabilidad en el ámbito de los productos pesqueros. No obstante, éste no fue el único foro de debate en el que la trazabilidad jugó un papel importante, ya que en el II Congreso Nacional de Mayoristas de Pescados de Mercas celebrado en Madrid los pasados 26 y 27 de mayo, también se trató este asunto a través de la ponencia “Jornada sobre mejora de la trazabilidad, etiquetado y tallas mínimas”.¿Asegurar la trazabilidad de los productos de la pesca genera valor para el consumidor? Desde el sector pesquero se ve la trazabilidad, en líneas generales, como un sistema de control de capturas, puesto que desde hace tiempo ven imposible que el precio en primera venta se incremente o que con una mayor información hacia el consumidor se logre valor añadido. Un consumidor que, en líneas generales tiene un alto nivel de desconocimiento de los productos de la pesca y que en el “totum revolotum” del mercado aún incrementa más su desconocimiento.Sin embargo, de una manera u de otra, la gran mayoría considera que la única vía de actuación para mejorar su valor en primera venta es a través de la diferenciación, tal y como se puso de manifiesto en el taller de trazabilidad “Crear valor para llegar al consumidor”.  Quizá se vea la diferenciación como línea a seguir para revalorizar los productos porque es una de las grandes asignaturas pendientes del mercado y, por tanto, el cartucho que les queda por quemar; y quizá, porque el principal factor en el que se fija el consumidor es en el precio, y el sector confía en que pueda valorizar su producto gracias a una diferencia sobre el resto. En este sentido, Marta Tabernero de Puerto Celeiro señaló durante la mesa redonda que “aparte de cumplir con la legislación en materia de trazabilidad, lo que se pretende es intentar desarrollar una trazabilidad que tenga valor real para aquellos agentes comerciales que quieran colaborar en herramientas de trazabilidad, pero con el objetivo de vender mejor el producto”.  Por su parte, Enrique Plaza, jefe del Negociado de Comercialización y Promoción pesquera de la Dirección General de Pesca del Principado de Asturias, expuso durante su intervención el proyecto piloto que están desarrollando actualmente en Cudillero. Se trata de una iniciativa con la que se pretende asegurar la trazabilidad en todos los procesos para la merluza del pincho, una especie de vital importancia para la cofradía de Cudillero, ya que según datos aportados por el propio Enrique Plaza, el año pasado de los 112.000 kilogramos de productos pesqueros que se descargaron en la localidad 107.000 fueron de esta especie. En el coloquio, Roberto Rodríguez de Pescafresca, puso sobre la mesa otro punto que considera fundamental, la “confiabilidad” y, en su opinión, es precisamente la confianza del consumidor en la marca lo que puede asegurar la diferenciación y lo que puede hacer que el consumidor decida pagar un poco más por un determinado producto.Cada vez que se aborda la necesidad de información para los consumidores, sale a colación el etiquetado, pero como bien recordó Aurora de Blas, subdirectora general de Economía Pesquera, “el etiquetado es una herramienta para asegurar la trazabilidad pero no asegura la trazabilidad por sí misma”. Ahora, cabe preguntarse si el consumidor valora estos esfuerzos que se hacen a lo largo de toda la cadena productiva para asegurar la trazabilidad y proporcionar información sobre los productos. En opinión de los participantes en el taller, el consumidor valora sobre todo, la relación calidad precio y que la información sea verdadera. También se dejó claro que no toda la información vale y que tampoco se debe saturar con ella al consumidor, ya que tal y como explicó Aurora de Blas lo importante es proporcionar datos concisos y claros con los que “se sepa lo que se está consumiendo y que lo que se está pagando, lo vale”.Desde la sala también se denunciaba el hecho de que siempre se le exige más a los “cumplidores”, cuando hay quienes no cumplen. Roberto Rodríguez declaró que existe cierta “competencia desleal” en este sentido y señaló que es muy caro implementar sistemas de información que sean válidos y que funcionen, así como formar al personal y contar con gente que quiera participar en esta tarea. De todas formas, a pesar de que también considera que es muy difícil conseguir en este momento repercutir todo ese coste en el precio de venta, no dudó en señalar que cumplir proporciona una determinada imagen de la marca ante el consumidor, lo que nos conduce de nuevo a la ansiada diferenciación.Por supuesto, no está todo el trabajo hecho, y, en el coloquio también se pusieron sobre la mesa algunos puntos en los que habrá que trabajar para seguir cumpliendo con la legislación en materia de trazabilidad, ya que tal y como señaló Aurora de Blas Carbonero “tenemos muchísimo trabajo todavía sin hacer”, refiriéndose al Reglamento 1224/2009 del Consejo de 20 de noviembre de 2009 que entrará en vigor en la Unión Europea el próximo 1 de enero de 2011. Los asistentes al debate pusieron sobre la mesa algunas novedades de este Reglamento, como “que los intermediarios mayoristas no podrán reenvasar si no van a poder garantizar la trazabilidad”. Concretamente, en él se recoge que “después de la primera venta solamente se podrán agrupar o separar los lotes de productos de la pesca y la acuicultura si se puede identificar su procedencia hasta la fase de captura o de cría”.OBJETIVO: MEJORAR LA TRAZABILIADPrecisamente porque la trazabilidad engloba todos aquellos procedimientos preestablecidos que permiten conocer el histórico, la ubicación y la trayectoria de un producto o lote de productos a lo largo de la cadena de suministros en un momento dado, implica que sea un tema de interés para cada uno de los eslabones de la cadena. Así, la trazabilidad también fue objeto de debate en la segunda edición del Mercacongreso organizado por la Asociación Nacional de Mayoristas de Pescados y Mariscos (Anmape) y celebrado en Madrid los pasados 26 y 27 de mayo. Allí, aparte de abordarse este asunto a través de la jornada sobre mejora de la trazabilidad, etiquetado y tallas mínimas, en el marco de estas conferencias la asociación suscribió un acuerdo de colaboración con la Secretaría General del Mar y con la Empresa Nacional de Mercados Centrales de Abastecimiento, S.A. (Mercasa).El presidente de Anmape, Manuel Pablos Leguspín, se mostró especialmente satisfecho con la acogida que este congreso ha tenido, superando en esta edición el número de asistentes del celebrado el año pasado en Barcelona. Concretamente, asistieron a dichas jornadas un total de 200 personas y otras 300 las siguieron desde la página de Anmape, ya que, por primera vez, y gracias a las nuevas tecnologías las retransmitieron a través de Internet. Nuevo acuerdo sobre trazabilidad  En el marco del II Congreso Nacional de Mayoristas de Pescados de Mercas, la Secretaría General del Mar, la red de Mercados Centrales (Mercasa) y los Mayoristas (Anmape) suscribieron un acuerdo que tendrá como objetivo evitar la comercialización de productos pesqueros de talla inferior a la permitida, y mejorar el etiquetado y la trazabilidad. Manuel Pablos Leguspín, presidente de Anmape, explicó a IP que para desarrollar las distintas tareas contempladas en el convenio después de verano se creará una comisión de seguimiento, se pondrán sobre la mesa los problemas y se buscarán las posibles soluciones. Asimismo, a través de este acuerdo también tratarán de poner en valor “todas las bondades que tienen los mercados centrales en cuanto a distribución, control de precios y etiquetado”.   MERCADOS CENTRALES SOBREDIMENSIONADOSEn cuanto a los problemas que padecen los mercados centrales, Leguspín señaló a IP que uno de los principales es la sobredimensión, y opina que a pesar de que este sistema de distribución es “muy bueno, porque mueve mucha cantidad de pescado, facilita la formación de precios en un ámbito de libre mercado, en función de la oferta y la demanda, y garantiza el proceso de trazabilidad y seguridad alimentaria”, hay que reajustarlo. En este sentido, el presidente de Anmape afirmó que hay que integrarse y que un mercado atomizado debe tener más dimensión, “los mayoristas tienen que asociarse dentro de cada mercado y entre los diferentes mercados”. En este sentido, destacó que comenzarán a desarrollar integración tanto vertical como horizontal. De hecho, es uno de los 14 puntos de las conclusiones del II Congreso Nacional de Mayoristas de Pescados.Otros temas que se abordaron a través de las distintas ponencias fueron los retos que plantea la reforma de la PPC y su influencia en el sector, la importancia de los mercados centrales en la sociedad, cómo mejorar la comunicación de los beneficios saludables del pescado, o el futuro del sector mayorista. Asimismo, también se analizó la necesidad capital de incorporar la tecnología y la trazabilidad en la distribución de los recursos pesqueros. Conclusiones del II Congreso Nacional de Mayoristas de Pescados de Mercas– Organizar mesas de encuentro entre el sector mayorista y la gran distribución, a nivel nacional- Desarrollar los proyectos necesarios para garantizar la adecuada trazabilidad en los mercas, el correcto etiquetado y el control de las tallas mínimas, en el marco del acuerdo de colaboración firmado por el MARM, Mercasa y Anmape- Fomentar la integración horizontal entre el sector mayorista- Seguir trabajando en la integración vertical de las empresas- Desarrollar campañas de promoción y apoyo al sector minorista- Fomentar los acuerdos de concentración de productos en origen- Desarrollar acciones en los mercas que generen un aumento de actividad y volumen de mercancías, muy especialmente orientado al sector Horeca- Proponer la actualización de los reglamentos de mercado- Proponer acciones que favorezcan la colaboración de toda la red de mercas- Utilización de las redes sociales como herramienta de comunicación en las campañas- Promover las economías de red- Desarrollar campañas que favorezcan la satisfacción en el consumo del pescado y del marisco- Presentar a todos los mercas el proyecto CIP para implantarlo a nivel nacional- Conseguir la presencia de Anmape en el consejo consultivo de la pesca 

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *