2 de julio de 2010 07:35 AM
Imprimir

La UE aplica exigencias para mejorar el bienestar de los pollos

Se trata de una regulación aprobada en 2007 que establece exigencias como densidades máximas de pollos por metro cuadrado ó límites de mortalidad, para garantizar que mejoran las condiciones de cría de esos animales.

Los países de la Unión Europea (UE) deberán aplicar desde hoy una normativa comunitaria con requisitos más estrictos, con el fin de mejorar el bienestar de los pollos criados para la producción de carne.

 Se trata de una regulación aprobada en 2007 que establece exigencias como densidades máximas de pollos por metro cuadrado ó límites de mortalidad, para garantizar que mejoran las condiciones de cría de esos animales.
 En concreto, las granjas de aves tendrán una densidad máxima de 33 kilogramos de pollo por metro cuadrado, que podrá ampliarse a 39 kilos, excepcionalmente, si se cumplen determinados requisitos de bienestar animal, como por ejemplo índices de mortalidad, fijados en una fórmula.
 Además, habrá un "plus" por el cual la concentración de pollos podrá aumentar tres kilos más, hasta 43 kilos por metro cuadrado, también bajo ciertas condiciones.
 Con esta regulación, la UE armonizó las normas sobre la protección de los pollos para carne, pues hasta entonces estaban dispersas y cada país imponía sus propios requisitos; no obstante, los Gobiernos pueden establecer condiciones más rígidas.
 En España, el Gobierno aprobó en mayo un Real Decreto para reforzar la protección de cría de este tipo de animales, con el fin de recoger las últimas reglas comunitarias y fijar las condiciones de las explotaciones, la ventilación, iluminación y los niveles de ruido.
 Quedan excluidas de estas exigencias las explotaciones ganaderas con una capacidad inferior a 500 pollos, las incubadoras, la cría de pollos con gallinero de salida al aire libre y la producción ecológica.
 En España se crían y sacrifican cada año más de 600 millones de pollos.
En los 27 países de la UE, en torno a 5.000 millones se producen en explotaciones intensivas, según datos de la organización Eurogrupo por los Animales.
Esta asociación ha afirmado, en un comunicado, que la nueva regulación mejorará poco el bienestar de los pollos, porque es una "farsa" y sólo mantiene lo que los avicultores aplican, además de recordar que cuando los países de la UE la acordaron, rebajaron mucho los requisitos respecto a las propuestas iniciales.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *