2 de julio de 2010 08:00 AM
Imprimir

Bolivia  –  Sequía golpea al agro y provocará escasez de al menos nueve alimentos esenciales

Desabastecimiento: Papa, maní, trigo, maíz, frejol, tomate, haba y quinua son los cultivos que están en riesgo en el Chaco que comprende a los departamentos de Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca. En tanto que el altiplano de Potosí y La Paz también está siendo afectado. Gobernaciones en alerta.

A utoridades de Santa Cruz, Tarija y Potosí prevén escasez de alimentos desde agosto, ya que al menos nueve alimentos son afectados por la actual sequía que castiga esas zonas.

Hace una semana, el Gobierno decretó emergencia nacional en 16 municipios del Chaco seriamente afectados por la falta de lluvias: Cabezas, Lagunillas, Camiri, Charagua, Boyuibe, Gutiérrez y Cuevo en Santa Cruz; Huacareta, Vaca Guzmán, Huacaya, Macharetí y Monteagudo en Chuquisaca; Entre Ríos, Villamontes, Caraparí y Yacuiba, en Tarija.

En estos municipios son intensivos los cultivos de trigo, maíz, frejol, maní, papa y tomate, alimentos que además de ser de exportación, en su mayoría son de consumo interno. Cerca de 24.764 hectáreas de producción han colapsado por la ausencia de lluvias, según el informe del Ministerio de Desarrollo Rural.

Mientras que en el Altiplano, entre los departamentos de Potosí y La Paz, los alimentos que están en riesgo son el haba, quinua, papa y, por ende, el chuño.

“Aunque no sabemos hasta el momento cuánta gente está afectada por la falta de alimentos, en agosto y septiembre el desabastecimiento será peor. Vamos a realizar un estudio para cuantificar la población más vulnerable y poder ayudarla”, comentó a La Prensa Marino Gallardo, secretario de Recursos Humanos y Medio Ambiente del Gobierno Departamental de Tarija.

Gualberto Carrasco, jefe de la Unidad de Climatología del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), aseguró que entre agosto y octubre se presenta un periodo seco todos los años, pero que esta gestión la frecuencia de frentes fríos repercutirá especialmente en el Chaco y parte de los llanos orientales. Habrá lluvias, pero tendrán valores poco significativos, lo que afectará a los cultivos por la demanda que existe en esas regiones”.

El Gobierno Departamental de Santa Cruz tampoco ha cuantificado a la población que demanda productos alimenticios, pero ayer, a través del Centro de Operaciones de Emergencias Departamental (COED), dotó de 19 toneladas de alimentos a cuatro municipios de la provincia Cordillera beneficiando a 332 familias.

Mario Aguirre, director del COED cruceño, realizó este primer envío consistente en arroz, frejol, aceite, harina y sal. Las comunidades beneficiadas son Yobatindi, Guasaigua Alto, Urundaity, Guapoy, Pipi Itiyuru, Pairenda, Santa Rita, Imbochi y Yute, que recibieron raciones para 30 días. En el transcurso de esta semana la ayuda alimentaria se prevé que llegará a los municipios de Charagua, Boyuibe y Cuevo.

El Gobierno de Potosí informó que los productos en riesgo son la quinua, la papa y el haba, este último se cultiva en la provincia Linares. “Para verificar cuánta población es la afectada y que necesita ayuda, se está realizando un estudio y con ello se podrá proveer una ayuda inmediata”.

Un informe de la red Unitel dio cuenta ayer de que la sequía también afecta al Altiplano paceño en relación a la elaboración de chuño, ya que para su elaboración la papa se congela, se lava y se pisa, para llevarla posteriomente al río, pero los ríos están desapareciendo.

En cuanto a la falta de agua, Aguirre informó que el Servicio de Caminos (Sepcam) dispuso un camión cisterna para trasladar 10 mil litros diarios de agua potable a las estancias de 400 productores del municipio de Roboré que sufren la amenaza de perder 16 mil cabezas de ganado por efecto de la sed y el hambre.

En la parte sur del país, en Tarija, para mitigar la falta de agua, explicó Gallardo, desde 2009 hasta la fecha se ha instalado 300 tanques australianos de los 700 que se tiene programado. “Éstos sirven específicamente para el consumo del ganado y los riegos de las plantaciones”. En las zonas más secas, como en Villamontes, dijo que se han cavado cien pozos de agua para el consumo humano.

La gubernamental ABI dijo que el Gobernador de La Paz, César Cocarico, advirtió que los municipios paceños sufren los efectos de una fuerte sequía y anunció una reunión con las autoridades éstos para evaluar la situación.

“Hay mucha escasez de agua en el Altiplano y hace veinte días estuve por los valles de Sapahaqui, por Luribay, donde también se nota la falta de agua”. Subrayó, además, que en el norte del departamento, en la provincia Iturralde, el nivel de los ríos ha bajado considerablemente.

Ayer, el presidente Evo Morales entregó seis perforadoras de pozos de agua y 700 toneladas de forraje en Santa Cruz destinados a paliar la sequía en el Chaco.

Por su parte, la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) se declaró en estado de emergencia ante la situación “crítica” que afronta la producción agrícola y ganadera de la provincia Gran Chaco.

En ese entendido, conformaron el Comité “Chaco Seco”, instancia que se encargará de recoger las demandas de la población durante los próximos 15 días con miras a solucionar la necesidad de agua mediante la canalización de recursos por parte de los gobiernos.

Según informe naval

La navegabilidad de cuatro ríos se halla en riesgo

El informe del Servicio Nacional de Hidrografía Naval (SNHN) divulgado ayer indica que debido a la falta de lluvias, el nivel de cuatro de los ríos de la cuenca del Amazonas ha bajado la última semana por encima de los 80 centímetros. Esta situación provocará que esos cauces se vuelvan innavegables, lo que derivará en el desabastecimiento de alimentos, combustibles y comunicación a las poblaciones ribereñas. Los ríos con descensos mayores a un metro son el Mamoré y Blanco, con 1,7 y 1,5 metros respectivamente. Además del río Beni, en Riberalta, que registra un descenso de 98 centímetros, y el Madre de Dios, con casi 84 centímetros

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *