2 de julio de 2010 00:30 AM
Imprimir

Exportaciones uruguayas con tendencia creciente

Análisis del economista Uri Lichtenstein, de la consultora Deloitte

EMILIANO COTELO (EC):
Las exportaciones de bienes superaron en los primeros cuatro meses del año los 1.850 millones de dólares y acumularon una suba de casi 25% frente a enero-abril de 2009.

Así lo indican los datos que el Banco Central dio a conocer esta semana. ¿Cómo se analiza, entonces, esa información? ¿Podemos concluir que nuestras exportaciones no están sintiendo los efectos de las turbulencias en Europa? ¿Cómo juega el valor del dólar? En seguida, el diálogo es con el economista Uri Lichtenstein, de la consultora Deloitte.

¿Cómo están viendo estos datos? Las exportaciones mostraron un aumento fuerte, pero la comparación es con enero-abril de 2009 cuando estábamos sintiendo los efectos de la crisis de fines de 2008.

URI LICHTENSTEIN (UL):
Es cierto, esa es una buena observación. Nuestras exportaciones alcanzaron un pico antes de la crisis en junio de 2008, cuando los precios internacionales de las materias primas habían llegado a valores récord. Luego iniciaron una senda a la baja, acusando los impactos de la crisis. Y la verdad es que a fines de 2008 y principios de 2009 tuvimos los valores mensuales más bajos.

Por lo tanto, es cierto, la comparación está afectada por ese hecho. Sin embargo, cuando se mira la evolución mes a mes y el comportamiento de los volúmenes exportados, a nuestro juicio se puede concluir que las exportaciones mantienen una tendencia firme de crecimiento.

EC: ¿Cómo es eso?

UL: El tema es así. La comparación contra enero-abril de 2009 muestra una suba de nuestras exportaciones de 24.8%. Esa suba obedece esencialmente a mayores volúmenes colocados. El índice de precios de exportación de la Cámara de Industrias muestra una suba de nuestros precios en dólares de 2.8% con relación a enero de 2009. Por lo tanto, los volúmenes exportados subieron 21.5%.
 
El otro elemento interesante sería compararnos con los máximos de junio 2008. Para ello, nosotros seguimos la tendencia mes a mes con datos corregidos por factores estacionales y ese análisis nos muestra que en abril (y también en mayo, según cifras preliminares de Uruguay XXI), las ventas del mes ascienden a unos 550 millones de dólares. Esto es algo superior a lo que veíamos incluso en el pico de junio 2008. Con una diferencia muy importante: los precios actuales de exportación, si bien son altos en términos históricos, son notoriamente más bajos que los de antes de la crisis. Actualmente, medidas en volúmenes físicos estamos con exportaciones récord en términos históricos.

EC: ¿Y cómo es el desempeño de las exportaciones por sectores de actividad?

UL: El Banco Central presenta un análisis por grupo de actividad. Ese análisis muestra un crecimiento muy generalizado. Las subas más importantes están en los rubros agropecuarios: las exportaciones agrícolas suben casi 30%; las exportaciones de madera subieron más de 40%, las exportaciones de carne aumentaron 36% y las de lácteos casi 40%. Esos rubros explican 17 puntos de suba (de los casi 25 puntos en el total).

Pero el crecimiento se extiende a todos los grupos de actividad, con sólo tres excepciones. Productos de molinería cayeron 21%; prendas de vestir bajaron 25% y metálicas básicas cayeron 3%. En el caso de los productos de molinería el descenso de las ventas en realidad se explica por menores exportaciones de arroz, que a principios de 2009 habían sido muy significativas porque la industria logró colocar en esos meses volúmenes que se habían acumulado de los meses previos. En el caso del arroz, la crisis pegó fuerte en los últimos meses de 2008 y ya a principios de 2009 se destrababaron las ventas, fue más transitorio. En el caso de las prendas de vestir, que es el otro grupo de actividad con una baja significativa de exportaciones, seguramente esté jugando la falta de competitividad del sector. Es un sector que encuentra muchas dificultades para competir en el mundo y seguramente se ve muy afectado por los bajos valores del dólar.

EC: ¿Y qué está pasando en materia de destinos de las exportaciones? Me parece particularmente relevante entender cómo marchan las ventas a las economías desarrolladas, que fueron las más afectadas por la crisis.

UL: Las exportaciones también suben en forma generalizada si miramos los destinos de exportaciones. De todas maneras, sí se observa un menor crecimiento en nuestras ventas hacia las economías más desarrolladas.

Las colocaciones a Estados Unidos, en particular, crecen solamente 3%. Y en ese crecimiento pequeño incide un aumento de las ventas de carne. Por eso seguramente tenemos caídas de exportaciones a Estados Unidos en varios rubros.

Las ventas a Europa Occidental (lo que fue la Unión Europea original, conformada por las economías más desarrolladas) aumentaron un 16%. Notoriamente más que en el caso de Estados Unidos pero igual bastante por debajo del crecimiento promedio. Si miramos rubro a rubro, el crecimiento alcanza a muchos sectores, pero es particularmente fuerte en los rubros agropecuarios (carne, madera, cuero), en los cuales nuestro país tiene ventajas competitivas claras.

EC: ¿Qué pasa con nuestras ventas al Mercosur? ¿Qué ocurre en otros mercados?

UL: Las ventas al Mercosur están creciendo un 26%. Las ventas a Brasil, en particular, crecen a ese ritmo. Las ventas a Paraguay (que pesan muy poco) crecen más rápido, casi 60% en el cuatrimestre. Y las ventas a Argentina crecen en forma algo más lenta, a 17%.

Por su parte, las ventas hacia otras regiones tienden a crecer más rápido que el promedio. Las colocaciones en el resto de Europa (lo que no conforma la Unión Europea original) crecen 100% pero por ahora sólo alcanzan a unos 160 millones de dólares.

EC: ¿Y si salimos de nuestra región?

UL: Las exportaciones al resto del mundo están creciendo más rápido que el promedio. Las colocaciones al resto de Europa crecieron 100%. De todas formas, por ahora sólo alcanzan a 160 millones de dólares en un total de 1.850 millones. Las ventas a Asia (excluyendo Medio Oriente, que ha sido un mercado tradicional del Uruguay) crecieron casi 50%. Claramente el dinamismo de Asia impacta en nuestras exportaciones pero por ahora ese mercado representa una cifra pequeña, del orden de 165 millones de dólares.

EC: Para terminar, ¿cómo son las perspectivas para lo que resta del año? ¿No hay efectos de la crisis en Europa? ¿Cómo puede jugar el tipo de cambio?

UL: Nosotros pensamos que las exportaciones continuarán creciendo este año. La actividad económica en la región crecerá fuerte y eso debería permitir un buen desempeño de nuestras exportaciones. Por la misma razón, también deberíamos ver una expansión de las colocaciones en economías emergentes en general y en Asia en particular.

Las exportaciones mantenían un dinamismo importante inclusive cuando teníamos un dólar debajo de 20 pesos. La suba reciente del tipo de cambio, si se mantiene, probablemente contribuirá a darle algún impulso adicional.

El riesgo más relevante está justamente en lo que pueda ocurrir en Europa. Un agravamiento de la crisis, con una recesión más larga y profunda, podría derivar en un menor crecimiento mundial y en una menor demanda por nuestros productos. Pero un segundo canal de contagio podría venir por el lado de los precios de exportación. Si la crisis en Europa derivara en una depreciación fuerte del euro, eso afectaría los precios internacionales de las materias primas medidos en dólares (de los lácteos, de la madera y de la carne) y lógicamente eso tendría también un impacto en nuestras exportaciones. Esos son los principales riesgos, pero por ahora (mientras esos riesgos no se materialicen) esperamos un buen desempeño exportador en los meses próximos

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *