2 de julio de 2010 13:46 PM
Imprimir

Producción global de granos caerá 9 millones en 2010/11

El mercado divide su atención entre las alternativas de la campaña de los Estados Unidos y la situación del mercado financiero mundial.

En el primer aspecto, la reciente racha de clima seco y cálido en Norteamérica fue visto como un factor bajista para las cotizaciones, luego de las precipitaciones acaecidas en las últimas semanas, aunque la continuidad de clima seco podría confirmar la presencia de la corriente de La Niña, que podría lograr impulsar nuevamente las cotizaciones hacia arriba. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) informó esta semana que los cultivos de maíz en situación «buena a excelente» alcanzaban al 73%, comparado con el 75% de la semana anterior y un 72% del año pasado a esta altura. El 7% de los cultivos ya se encuentra atravesando la etapa de polinización. En soja, los cultivos «buenos a excelentes» llegan al 67%, comparado con el 69% de la semana previa y un 68% del año anterior.

En relación con los mercados financieros, éstos han tenido hasta el momento una baja influencia en las cotizaciones de los granos, aunque esta circunstancia no garantiza que las cosas sigan así. Las dificultades que atraviesa Europa han afectado a otras materias primas, dejando por ahora indemnes a los precios de los granos, que vienen actuando en concordancia con la tendencia que les marca la demanda y no los avatares por los que atraviesa la economía global.

De todas maneras, resulta útil seguir la marcha de lo que acontezca en el terreno financiero pues tarde o temprano esto tendrá influencia en las cotizaciones de los granos, particularmente si se comienza a transitar un terreno recesivo y deflacionario en el contexto mundial. Los últimos datos revelados acerca del progreso económico de los Estados Unidos tampoco resultan ser auspiciosos y la confianza de los consumidores sigue cayendo. Los inversores dejan de lado las acciones y los commodities y se refugian en bonos del Tesoro, que registraron esta semana subas no observadas desde la crisis de abril del año anterior.

China producirá en esta temporada unos 123 millones de toneladas de granos de verano, de acuerdo con lo que pronostica el Ministerio de Agricultura de esa nación, un millón más que lo alcanzado en la campaña anterior. La producción de trigo de la variedad invernal llegaría a los 109 millones de toneladas, también un millón por encima de lo producido el año pasado. Se cultivaron en este país 20,5 millones de hectáreas con trigo de invierno, que representan el 90% del área triguera total.

Crecimiento continuo

China producirá en esta temporada un total de 530,8 millones de toneladas de granos, cumpliendo así su sexto año consecutivo de crecimiento productivo.

En relación con el cultivo de soja, China obtendrá en la temporada 2010/11 un total de 14,6 millones de toneladas, 100 mil menos que el resultado final de la campaña 2009/10, de acuerdo con el último informe del USDA. Las importaciones alcanzarán los 49 millones de toneladas y la molienda total será de 52,9 millones.

Algunos analistas sostienen que la cifra de importaciones proyectadas resulta un tanto baja, a la luz del ritmo de compras que China viene desarrollando en los anteriores meses y del clima desfavorable que se manifiesta en las últimas semanas, con temperaturas muy elevadas y ausencia de lluvias que pueden disminuir aún más la perspectiva productiva del cultivo. Las importaciones de porotos de soja en el período octubre-mayo alcanzaron los 29,8 millones de toneladas, el 14% superior a las compras realizadas en idéntico período del año anterior.

El Consejo Internacional de Granos (IGC) proyecta que el mundo obtendrá 664 millones de toneladas de trigo en la campaña 2010/11, cuatro millones por encima de lo proyectado en su informe de mayo, gracias a las mejores perspectivas productivas que se avizoran en los EE.UU., China, Australia e Irán.

A pesar de este pronóstico, la producción global de este cultivo resultará inferior en 13 millones de toneladas, o un 1.9% menor a la de la campaña anterior, debido a la mala cosecha en Canadá, según el IGC. El exceso de precipitaciones en este país complicó varias áreas de cultivo, impidiendo realizar las tareas de siembra en algunos casos y perjudicando la calidad de los cultivos implantados en otros. Por esta razón, se espera que esta nación exporte 1,6 millón de toneladas menos que en el ciclo anterior, con un potencial de exportaciones totales de 19,2 millones de toneladas.

El consumo global de trigo fue revisado hacia arriba en 4 millones de toneladas, con una nueva proyección de 658 millones de toneladas. Este crecimiento en la demanda obedecería a un mayor consumo por parte del bloque asiático, en el que el crecimiento del consumo de carnes generaría una demanda récord de granos forrajeros -incluido el trigo- de 775 millones de toneladas.

La producción global de granos del ciclo 2010/11 alcanzará, según el IGC, los 1.776 millones de toneladas, nueve millones por debajo de lo producido el año anterior y un millón menos que lo estimado en mayo, en tanto que el consumo global llegará a los 1.781 millones de toneladas, cuatro millones más que lo reportado en mayo y 20 millones de toneladas por encima de lo consumido en la campaña 2009/10.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *