16 de junio de 2018 11:22 AM
Imprimir

China abre puertas al mercado de la carne de nuestra Provincia

El alza del dólar y la fuerte demanda internacional motorizada por el gigante asiático ofrece un alentador panorama a las carnes santafesinas

Varios son los factores que confluyen para que se haya generado un escenario de muy favorables expectativas para el mercado cárnico de la provincia de Santa Fe, tanto por el alza que ha tenido el dólar como por la creciente demanda existente en numerosos países del mundo, en especial China que ha tenido un exponencial crecimiento de su clase media -hoy en cerca de 500 millones de personas-, con un consumo muy orientado hacia los gustos occidentales, donde la carne juega un papel preponderante.
Hace muy poco el gigante asiático firmó un acuerdo -fue en agosto del año pasado-con la Argentina que habilitará en breve un más intenso intercambio comercial, donde la carne aparece en sitio preferencial, donde nuestra provincia tendrá un importante rol. Concretamente los chinos permitirán el ingreso de carne enfriada y sin hueso y congelada  con hueso.
En tal sentido la Fundación Mediterránea realizó un trabajo de investigación titulado “Carne bovina santafesina: potencial exportador hacia la próxima década”, donde se destaca que existen en la geografía de la bota santafesina 35 plantas faenadoras de bovinos -que explican el 7% de las existentes en todo el país-, de las cuales son 27 las que cuentan con la habilitación del SENASA para realizar  el tránsito federal e internacional. Por tal razón, tales establecimientos lograron el año pasado la mejor performance exportadora de los últimos 10 años, llegando tales operaciones a los 378 millones de dólares y a un volumen de 63.431 toneladas. Medido en el tiempo y para  exponer la expansión conseguida,  puede referirse que  estas cifras son un 110% superiores a las registradas 8 años atrás.
Para tener una perspectiva aún más clara respecto al potencial del mercado de carnes de nuestra provincia, puede mencionarse que el total de las  exportaciones argentinas de 2017 fueron por un total dinerario de 1.284 millones de dólares y un volumen de 205 toneladas.
El informe elaborado por el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la citada Fundación Mediterránea, señala que “el nuevo escenario con perspectivas optimistas para el crecimiento de las exportaciones de carne, pone a Santa  Fe en un lugar preferencial para aprovechar el contexto”, para luego destacar que la mitad de las operaciones se concretan con China como destino, lo que vino aumentando año a año, puntualizando que  en 2012 se vendieron a ese país apenas 759 toneladas, pasando a 41.000 en 2015 para llegar a 98.000 toneladas en 2017, cerca de la mitad del total vendido al exterior.
En tal sentido sostiene que “se abre una  oportunidad única, ya que generará mayor creación de empleo a toda la cadena e incrementará la  producción ganadera”. Es que China, junto a  la Unión Europea, es uno de los principales destinos de las exportaciones agroindustriales argentinas, siendo que el año anterior se vendieron al país asiático productos de ese origen por 3.596 millones de dólares y un volumen de 7,1 millones de toneladas. Es que además de la carne, tanto vacuna como aviar, debe tenerse en cuenta que hacia allí van los productos del complejo sojero -porotos y aceites-, cubriendo el 83% del total de  las ventas al exterior de origen agroindustrial.
Todo este avance, consecuencia del acuerdo comercial con China que logró materializarse luego de la  visita efectuada a ese país por el presidente Mauricio Macri, recordándose que el acuerdo fue rubricado con posterioridad por el ministro de Agroindustria Miguel Etchevehere, significa además de este crecimiento de los negocios relacionadas con la carne,  una concreta alternativa de nuevas inversiones en nuestra  provincia, algunas de las cuales están concretándose y otras muy cerca de  hacerlo.
Pero además los beneficios del acuerdo con los chinos provocan  otros aspectos que son también para destacar, como por ejemplo que entre los nuevos productos que podrán ingresar se cuentan cortes que tienen poca aceptación en nuestro consumo, pero que  en cambio son bien calificado en las preferencias chinas, los que se venderán allá a un valor de casi 30 veces que el que tienen en  la Argentina, entre los cuales se incluyen los cortes de huesos largos -como el caracú- que aquí tiene muy poca salida pero que en China es muy apreciado para la elaboración de sopas. Más claro todavía: estos cortes en nuestro país se expenden entre 800 y 900 pesos la  tonelada, cuando en China cotizan también en esas cifras, pero  en dólares.
Lo importante de  todo esto es que el consumo de carne en China  continuará aumentando al menos durante los próximos 10 años, lo cual no sólo asegura la colocación de la producción actual sino también de todo lo que se vaya incrementando. La perspectiva es clara y concreta: nuestro país y en especial en lo que  atañe a la provincia de Santa Fe deben estar preparados para atender esta demanda, y que no vuelva a suceder lo de la última década bajo  el gobierno K, que pasamos  de ser el tercer exportador mundial de carne al undécimo,  quedando  incluso postergados por Uruguay y Paraguay.

Fuente:

Publicidad