16 de junio de 2018 11:54 AM
Imprimir

La campaña 2018/2019 puede ser nuevamente afectada por clima seco

El estado de los perfiles posibilitará una buena evolución inicial del trigo y de la cebada

Buena humedad para el trigo

La humedad disponible en los suelos de la región pampeana permitirá un buen desarrollo de los cultivos invernales, pero hay dudas para los estivales. Según Eduardo Sierra, el estado de los perfiles posibilitará una buena evolución inicial del trigo y de la cebada. “Se producirá poco daño por heladas por el frío húmedo y llegaremos al fin del invierno con más humedad en el este del territorio que en el oeste de Buenos Aires y de Córdoba, y en La Pampa”, vaticina.

 

La Niña al acecho

Los problemas pueden sobrevenir en la primavera, con la siembra de cultivos estivales. Sucede que La Niña que azotó a nuestro territorio en el verano de 2018 no se extinguió, sino que se trasladó al hemisferio norte. “El fenómeno ENSO ocurre habitualmente en el semestre cálido de cada hemisferio, motorizado por los vientos Alisios y podría actuar desde ahora y hasta septiembre en el del norte, para pasar luego al hemisferio sur como Niña débil”, adelanta.

Primavera seca

Es decir, La Niña estaría en modo “espera” en ese período del año en el hemisferio norte y podría volver al hemisferio sur a partir de septiembre-octubre, recortando las lluvias primaverales. Los modelos meteorológicos utilizados por Sierra anticipan una tendencia en ese sentido y pronostican lluvias abundantes para el NOA y para Bolivia en la primavera, pero menores a lo normal en Córdoba, oeste de Buenos Aires, Santa Fe y en La Pampa en el mismo período.

Por: Carlos Marin Moreno
Fuente:

Publicidad