2 de julio de 2010 19:57 PM
Imprimir

Dicen en el campo…

... que, aunque no fueron demasiados los encuentros formales de esta semana (un almuerzo con muchos peronistas disidentes en Lola, en la Recoleta con el titular del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE), Gerónimo «Momo» Venegas como ...

… que, aunque no fueron demasiados los encuentros formales de esta semana (un almuerzo con muchos peronistas disidentes en Lola, en la Recoleta con el titular del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE), Gerónimo «Momo» Venegas como orador; o la presentación del libro del ex Secretario de Agricultura, Lucio Reca, con Daniel Lema y Carlos Flood, sobre medio siglo de desarrollo agrícola, que se realizó en la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria), los rumores igual estuvieron a la orden del día. Como la súbita «transformación» empresaria de un controvertido intendente -hiper K- del segundo cordón del Conurbano bonaerense (hacia el noroeste), aparentemente devenido ahora en riquísimo hacendado, con miles de cabezas vacunas y campos en la zona de Bella Vista, Corrientes. Y las alternativas del nuevo intento de viaje presidencial a China, después de la inesperada suspensión de principios de año. En aquel momento las aguas estaban bastante más calmas. Ahora, sin embargo, Cristina de Kirchner deberá intentar «arreglar», entre otras cosas, el tema de las exportaciones locales de aceite, suspendidas por China (el principal comprador mundial) hace ya un par de meses, y sin que aparentemente haya posibilidades de arreglo, salvo que medie un gesto político y, según varios, el reconocimiento de las restricciones que Argentina le aplica al ingreso de productos chinos (juguetes, textiles, etc.), aunque Débora Giorgi se empeñe en negarlo, mientras los chinos lo ratifican.

… que, excepto algunos negocios que ya estaban cerrados, los embarques de aceite argentino hacia China se suspendieron y, como se preveía, Brasil ocupó el lugar argentino, incluso, con ventas u$s 25 por tonelada más caras. La producción local, mientras tanto, se estaría reorientando a la India, aunque a menor precio que el que se conseguía antes del conflicto. Y aunque el Poder Ejecutivo reitere periódicamente su prédica de defensa de la industria nacional, en este caso parece que las más perjudicadas son las aceiteras locales, ya que las multinacionales exportan desde otros orígenes haciendo pases internos o exportando directamente grano de soja (ya que tienen plantas procesadoras en China) sin mayor problema. La complicación extra para la Presidente es que con el cambio de canciller los negociadores del saliente Jorge Taiana (que no sabía demasiado del asunto pero era algo), aparentemente ya quedarían afuera y ni siquiera se sabe quiénes los sustituirán. Como condimento, si Argentina le gana a Alemania algunos funcionarios quieren hacer el viaje a Beijing vía Sudáfrica.

… que otro dato de los chinos es que los supermercadistas de este origen ya alcanzaron el 36% del total de las ventas minoristas en Capital Federal y el 22% en el Gran Buenos Aires, mediante el desplazamiento de las grandes cadenas de hipermercados. Este hecho y las restricciones que se siguen aplicando a las importaciones de alimentos (también reiteradamente negadas por el Gobierno), tienen en jaque a varias grandes empresas del rubro. Otro sector que también probablemente aumente sus complicaciones por las limitaciones a importar es el de neumáticos rurales, de abrupta reacción en sus ventas, que ya alcanzarían un 30% de recuperación, después de haber perdido el 40% de las ventas el año pasado. El asunto estaría bastante justificado por el parate relativo de inversiones que está registrando el sector agropecuario y que llevaría a que, antes de comprar una maquinaria nueva, los productores prefieran aguantar otro año sin deshacerse de sus activos productivos (granos y hacienda).

… que el clima vuelve a complicar las perspectivas para la campaña que se inicia. Así, sin novedades en el trigo que, al prácticamente no ampliar su área de siembra dependerá totalmente del clima para lograr superar la bajísima marca de 7,5 millones de toneladas de la última campaña. A este escenario se le suma la inquietud por el desempeño de los granos gruesos que, en el caso del girasol, tuvieron en el 09/10 el registro más bajo en 34 años, con 1, 2 millón de hectáreas sembradas, según datos de AACREA, mientras que en maíz siguen las dudas sobre los verdaderos resultados obtenidos ya que, a luz de la cantidad de semilla vendida, la recolección no sería acorde. Aún así, con una incipiente «Niña» por delante, para la primavera las posibilidades de aumentar la producción por sobre esta campaña siguen disminuyendo. Donde también hay inquietud es entre los trabajadores rurales y las entidades que conforman la mesa salarial (las 4 entidades del campo y el gremio UATRE), a medida que trascienden detalles del proyecto de ley que, la presidente Cristina de Kirchner envió al Congreso para modificar el Estatuto del Peón Rural. Lejos del trabajo que habían consensuado entre todos, la nueva propuesta disuelve al Renatre y crea otro organismo que pasaría a ser administrado directamente por el Gobierno. «Se quedan hasta con los muebles», afirmaba un alarmado ruralista, mientras crece la creencia de que la estrategia oficial es una respuesta a la alineación de UATRE con el ex presidente Eduardo Duhalde.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *