16 de junio de 2018 13:20 PM
Imprimir

¿Por qué la Selección llevó carne a Rusia?

Mientras comienza a disputarse el campeonato Mundial de Fútbol, Argentina y Rusia buscan incrementar el comercio bilateral y ser competitivos

La Selección Argentina viajó rumbo a Rusia a disputar el Mundial 2018, que comenzó ayer tras cuatro años de larga espera. Un dato curioso lo marcó el contenedor que trasladó el avión, además de los jugadores, que llevó al país productos tradicionales como el dulce de leche, la yerba mate y la carne.

La novedad fue la construcción de 8 parrillas en el hotel donde concentran los jugadores de nuestro país, por pedido expreso de la Federación nacional de fútbol.

Ahora bien: ¿por qué trasladaron dichos productos? La respuesta es sencilla. Rusia no es autosuficiente en la producción de carnes y lácteos, es decir, tanto la producción interna como las importaciones que realizan son para abastecer la demanda local, ya sea para consumo nacional o bien para su procesamiento. Entre las principales demandas, se encuentra la carne de pollo y de cerdo.

A pesar de ello, antes de que China dominara el mercado de la carne a nivel mundial, la Federación Rusa era el principal destino en volumen de carne vacuna argentina. Entre junio de 2016 y mayo de 2017, nuestro país exportó a Rusia 4.892 toneladas de carne vacuna, por un valor total de 16 millones de dólares.

Dentro de las transacciones actuales, Rusia representa el 8,1% de las exportaciones argentinas de carne, que serían equivalentes a 3,6 millones de toneladas. Los cortes más vendidos son el bife ancho, lomo y bife angosto. Sin embargo, la figura del equipo, es la falda congelada y sin hueso.

El desafío del equipo cárnico argentino, es incrementar las relaciones comerciales con Rusia para generar un nivel mayor de competencia internacional para el sector.

Fuente:

Publicidad