2 de julio de 2010 13:52 PM
Imprimir

La soja en Rosario llegó al valor más alto en 4 meses

La soja disponible se llegó a vender ayer en Rosario por encima de $ 910 la tonelada, lo que representa el mayor valor para el grano en los últimos cuatro meses.

Las necesidades de la exportación y de la molienda hicieron que desde temprano se pagara hasta 1,1% más que en el cierre previo por la oleaginosa, que llegó a ofertarse a $ 915 la tonelada, aunque la Bolsa de Rosario informó que el precio al cierre fue de $ 910 por la misma cantidad.

Si bien todavía está lejos de los precios que se pagaron a principios de año, que llegaron a $ 1.040 la tonelada ante la escasez de soja que había por la cosecha 2008/09 diezmada por la sequía, las cotizaciones de ayer se constituyeron en las más altas para el poroto disponible desde el pasado 24 de febrero, cuando tocó los $ 920 por mil kilogramos.

Más allá del repunte de precios, no hubo fuertes liquidaciones. Luego de que a mediados de junio se vendieran 100.000 toneladas en un solo día, los $ 900 que habían sido por meses el mínimo buscado por la producción, dejó lugar a la intención de los sojeros de conseguir mejores valores por su cosecha, que según las estimaciones de la Bolsa de Cereales porteña superó las 55 millones de toneladas.

Así, cuando esta semana la exportación pagaba $ 905 la tonelada, los productores apenas se desprendieron de entre 8.000 y 15.000 toneladas. Y ayer ocurrió lo mismo: la Bolsa de Rosario informó que con ofertas de hasta $ 910 se relevaron negocios por 25.000 toneladas, que pudieron ampliarse hasta 30.000 toneladas por afuera del piso de operaciones.

Los productores prefieren mantener a resguardo, en las silobolsas, la mayor cantidad de oleaginosa, a la espera de un repunte de los valores de mercado. Algunos analistas creen que esta estrategia de retención de grano, aprendida en medio del conflicto con el Gobierno por las retenciones móviles, también prevé un eventual cambio en el esquema de derechos de exportación. Es que, pese a los escasos avances que se evidencian en la discusión parlamentaria, la vista de todo el sector rural está puesta en lo que pasará con las facultades delegadas al Ejecutivo, entre ellas la potestad de fijar las retenciones, que vencen a fines de agosto.

Esta semana, los bloques opositores acordaron que buscarán impedir una nueva prórroga de las facultades delegadas, sobre todo de la que permite fijar los derechos de exportación. Y una vez logrado ese objetivo, los opositores irán por una reducción de las retenciones que paga la soja (hoy en 35%) y una eliminación para otros cultivos.

La soja en el mercado rosarino se movió ayer en sintonía con los mercados externos, donde los fundamentals del mercado del maíz y la soja se impusieron al contexto financiero negativo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *