17 de junio de 2018 02:59 AM
Imprimir

Pioneros de los biorreguladores, ahora con foco en la fitotoxicidad

Stoller presentó productos innovadores que combinan tres hormonas y marcan tendencia, destacó Ignacio Moyano, presidente de la empresa.

Una de las empresas que expusieron sus novedades en el Encuentro Nacional de Monitoreo y Control realizado días atrás en Córdoba, fue Stoller, pionera en la promoción de los biorreguladores, desde principios de este siglo, con su producto Stimulate como ícono que abrió caminos en este moderno paradigma de los fitosanitarios.

El presidente de la empresa, Ignacio Moyano, manifestó ante Clarín Rural su orgullo por el reconocimiento de los participantes del encuentro. Asentada en pleno corazón cordobés, interactúa mucho con los asesores, técnicos y productores que asistieron, y en el marco del repaso sobre las últimas herramientas tecnológicas, la empresa fue reconocida por su innovación, y también por su moderna planta de fertilizantes líquidos foliares, totalmente automatizada.

Aprovechando la estacionalidad, el foco de la exposición lo pusieron en trigo y las complicaciones sobre fitotoxicidad. Promocionaron dos productos. Por un lado, el referido Stimulate, “biorregulador trihormonal que el agricultor suma al tratamiento habitual de su semilla, y que le brinda un adecuado balance hormonal a la planta, maximizando el desarrollo radicular para favorecer la toma de recursos (agua y nutrientes) y una adecuada implantación”. Además, las hormonas confieren un crecimiento más vigoroso y uniforme de las plantas, volviéndolas menos susceptibles a los distintos tipos de estrés a los que se encuentran expuestas en condiciones de campo.

También recomendaron a Bioforge Advance, un tratamiento de rescate para ayudar a mitigar a nivel foliar la pérdida por fitotoxicidad. “Es para aquellos casos en que las consultas llegan con el cultivo ya emergido, es decir cuando el productor va al lote, recorre y evidencia daños por herbicidas”, explicaron.

Fuente:

Publicidad