2 de julio de 2010 15:26 PM
Imprimir

Calidad de Agua para bovinos

Como ya sabemos el agua es esencial para calmar la sed y para hidratar los organismos, en la producción animal además es un alimento. La calidad del agua subterránea está dada en gran medida por las características del suelo y subsuelo, la que a su vez podemos modificar cuando se almacena en tanques ó represas, agregando ó modificando elementos.

El consumo de agua está afectado por varias variables: tipo de explotación cría: invernada ó tambo; clima, temperatura; forraje disponible: diferido ó verdeos; estado fisiológico del animal, vaca en lactancia; calidad del agua, concentración de sales; distancia a la bebida, consumo de concentrados, etc.

Sales totales, es la suma de todos los compuestos solubles, se expresa como TSD (total de sales disueltas). Para el consumo animal es mejor que posea un mínimo de 1,5-2 grs. para cubrir los requerimientos minerales. Con aguas con valores inferiores se debe recurrir a la suplementación mineral ,es decir que fácilmente cambiamos la situación.

La contracara, son aguas con un contenido total de sales de 2-4 grs./litro, en este caso la suplementación mineral no es necesaria, pues presenta un nivel de sales adecuado, solo se aconseja analizar la suplementación con cobre en aguas con alto contenido de sulfatos. Los sulfatos, independientemente de su composición, otorgan al agua propiedades purgantes y también el característico sabor amargo que para animales no adaptados puede ser una restricción seria. Para animales adaptados, el valor máximo tolerable de sulfatos es de 4 grs./l, pero el sulfato de sodio hasta 1 grs./L favorece la digestión de celulosa y un mayor consumo de alimentos.

En función de la caracterización general, para zonas donde el contenido total de sales es elevado, es importante evaluar la calidad y saber discriminadamente las combinaciones presentes; pues un agua con un alto contenido de sales (7-8grs/L) puede ser "Mala – Aceptable" si la sal que prevalece es cloruro de sodio (más del 60 %), no siendo recomendable su consumo si son sulfatos los que están en mayor concentración.

Como se ha visto muchos son los componentes que pueden definir la calidad del agua pero en forma resumida puede decirse que el balance entre sales beneficiosas y perjudiciales, aparte del contenido total de sales definen concretamente la posibilidad de su uso y las consideraciones que cada una de ellas merece.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *