2 de julio de 2010 23:17 PM
Imprimir

El IVA en las explotaciones agropecuarias

La explotación agropecuaria es la destinada a obtener productos naturales, ya sean vegetales de cultivo o crecimiento espontáneo, y animales de cualquier especie, mediante nacimiento, cría, engorde y desarrollo de los mismos y sus correspondientes producciones.

El artículo 5 de la ley, en su inciso a) dice que se dispone que el hecho imponible se perfecciona en el caso de ventas –inclusive de bienes registrables–, en el momento de la entrega del bien, emisión de la factura respectiva o acto equivalente, el que fuere anterior. En los casos en que la comercialización de productos primarios provenientes de la agricultura y ganadería, avicultura, piscicultura y apicultura, incluida la obtención de huevos frescos, miel natural y cera virgen de abeja, silvicultura y extracción de madera, caza y pesca y actividades extractivas de minerales y petróleo crudo y gas, se realice mediante operaciones en las que la fijación del precio tenga lugar con posterioridad a la entrega del producto, el hecho imponible se perfeccionará en el momento en que se proceda a la determinación de dicho precio.
Cuando los productos primarios indicados en el párrafo anterior se comercialicen mediante operaciones de canje por otros bienes, locaciones o servicios gravados, que se reciben con anterioridad a la entrega de los primeros, los hechos imponibles correspondientes a ambas partes se perfeccionarán en el momento en que se produzca dicha entrega. Idéntico criterio se aplicará cuando la retribución a cargo del productor primario consista en kilaje de carne.De lo transcripto podemos extraer tres conclusiones bien diferenciadas:a) Comercialización de productos primarios en general. El hecho imponible se configura con la entrega del bien o la facturación, lo que fuera anterior.b) Comercialización de productos primarios donde se entregan los mismos con precio a fijar. No se aplica la norma general. El nacimiento del hecho imponible se perfeccionará en el momento en que se determine efectivamente el precio.
Supongamos que durante junio se entregan 2.000 tonelada de trigo y que el precio se fija en el momento de evaluar su rendimiento, situación que se producirá en agosto. En este supuesto, el hecho imponible se perfeccionará en agosto, que es cuando queda fijado el precio.
Lo que el productor recibió fueron señas que no congelan el precio y por lo tanto, tal como lo prevé el marco legal, tampoco se producirá el nacimiento del hecho imponible.c) Operaciones de canje. Tal como surge de la normativa descripta más arriba con este tipo de operaciones, se beneficia en términos financieros al productor agropecuario, ya que no abonaría el impuesto al recibir los bienes o la prestación de servicios de su proveedor o locador, sino con la entrega de los productos primarios objeto de la transacción. Hay un diferimiento en el nacimiento del hecho imponible.
El artículo 17 del decreto reglamentario prevé que sólo se admitirá que no se entreguen los bienes comprometidos cuando se demuestre fehacientemente la imposibilidad de su cumplimiento.
El cuarto párrafo del artículo 10 de la ley del IVA establece que cuando se comercialicen productos primarios mediante operaciones de canje por otros bienes, locaciones o servicios gravados, que se reciben con anterioridad a la entrega de los primeros, el precio neto computable por cada parte interviniente se determinará considerando el valor de plaza de los aludidos productos primarios para el día en que los mismos se entreguen, vigente en el mercado en el que el productor realiza habitualmente sus operaciones. Entendemos que la base imponible se calcula de esta manera cualquiera fuese el producto primario que se entregue.
Si las operaciones de canje están gravadas a distintas alícuotas, se le debe aplicar al precio neto la alícuota correspondiente, y la diferencia que se produzca deberá ser ingresada al Fisco. Consideramos que la figura de canje bajo análisis también resulta de aplicación cuando el sujeto que compromete la entrega de los productos primarios reviste la condición de pequeño contribuyente adherido al régimen simplificado.Facturación de las operaciones de canje
Las normas de facturación no contemplaron específicamente la forma de proceder en la operatoria de canje de productos primarios, sobre todo cuando se trata de una operación a término en la que el nacimiento del hecho imponible va a producirse al momento de la entrega del producto primario. Por lo tanto, cuando el proveedor entrega el insumo o el contratista presta el servicio, existen distintas alternativas, entre las que podemos mencionar a las siguientes:
* Entregar un remito que respalde la tradición de los bienes.
* Entregar un comprobante clase “A” que no contenga el IVA.
* Confeccionar un comprobante tipo “A” equivalente a la factura, especialmente para las operaciones de canje, en las mismas condiciones establecidas en el punto anterior.
Cuando el productor cumpla con el contrato de canje, ambas partes confeccionan las facturas clase “A”, discriminado el impuesto, si es que las mismas no se han emitido antes. Si lo emitieron, corresponderá la confección de una nota de débito por el importe del IVA de la operación para cada parte.Tasas del impuesto
Existe una importante cantidad de operaciones del sector que se encuentran gravadas a la tasa diferencial del 50% de la alícuota general. Actualmente se encuentran gravados al 50% la venta, la obtención de bienes de la naturaleza por encargo de terceros y las importaciones de:
1. Animales vivos de las especies de ganados bovinos, ovinos, camélidos y caprinos, incluidos los convenios de capitalización de hacienda cuando corresponda liquidar el gravamen.
2. Carnes y despojos comestibles de los animales mencionados en el punto anterior, frescos, refrigerados o congelados que no hayan sido sometidos a procesos que impliquen una verdadera cocción o elaboración que los constituya en un preparado del producto.
3. Frutas, legumbres y hortalizas, frescas, refrigeradas o congeladas, que no hayan sido sometidas a procesos que impliquen una verdadera cocción o elaboración que los constituya en un preparado del producto.
4. Miel de abejas a granel .
5. Granos –cereales y oleaginosos, excluido arroz– y legumbres secas –porotos, arvejas y lentejas–.
6. Harina de trigo, comprendida en la partida 11.01 de la Nomenclatura Común del Mercosur (NCM).
7. Pan, galletas, facturas de panadería y/o pastelería y galletitas y bizcochos, elaborados exclusivamente con harina de trigo, sin envasar previamente para su comercialización, comprendidos en los artículos 726, 727, 755, 757 y 760 del Código Alimentario Argentino.
Las ventas, las locaciones del inciso d) del artículo 3° y las importaciones definitivas de cuero bovino fresco o salado, seco, encalado, piquelado o conservado de otro modo pero sin curtir, apergaminar ni preparar de otra forma, comprendidos en las posiciones arancelarias de la Nomenclatura Común del Mercosur.
Las siguientes ventas, obras, locaciones y prestaciones de servicios vinculadas con la obtención de bienes comprendidos en los puntos 1, 3 y 5 del inciso a):
1. Labores culturales, preparación, etc., del suelo.
2. Siembra y/o plantación.
3. Aplicaciones de agroquímicos.
4. Fertilizantes y su aplicación.
5. Cosecha.Servicios prestados en forma conjunta
relacionados con una actividad de tasa reducida
Dictamen DAL 59/02. Los conceptos tales como comisiones, fletes, financiación, certificado, guías, etc., facturados en ocasión de la comercialización de ganado bovino en pie, resultan alcanzados por la alícuota reducida del 50% de la tasa general del gravamen.
Dictamen DAT 55/04. Los conceptos liquidados en ocasión de la comercialización de cereales tales como comisiones, gastos de almacenaje y fletes –con excepción de los intereses que constituyen un hecho imponible autónomo independiente que implica su gravabilidad más allá del encuadre tributario de la operación principal– resultarán alcanzados por la alícuota reducida del 50% de la tasa general del Impuesto al Valor Agregado, prevista en el artículo 28 inciso a) punto 5 de la Ley de Impuesto al Valor Agregado.Pastaje. Capitalización de hacienda
Dictamen DAT 6/99. El ingreso originado en contratos de pastaje está alcanzado por el tributo en virtud del artículo 3º, inciso e), punto 21, no encontrándose beneficiado por la alícuota reducida, atento a que el objeto del contrato es pastar y abrevar el ganado, además del cuidado de la hacienda por parte del dueño del campo. Las operaciones de venta de animales de la especie bovina derivados de los contratos de capitalización de hacienda, están alcanzadas a la alícuota del 10,50%.Autor: Dr. Osvaldo R. Purciariello, contador público nacional Departamento Técnico Legal Impositivo de Arizmendi SA.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *