3 de julio de 2010 07:28 AM
Imprimir

Uruguay  –  Aumento de precio al comienzo del segundo semestre del año

Una rápida escalada en los precios de todas las categorías de ganado es lo que domina en este comienzo del segundo semestre de 2010.

Empieza el mes de julio y los precios, lejos de verse afectados por las condiciones del invierno, parecen los de una benévola primavera con subas muy fuertes tanto para el gordo como para la reposición. El timón lo lleva el gordo, con valores que se aproximan rápidamente a los U$S 3 el kilo de carcasa para los mejores novillos de verdeos o praderas. Como referencia se puede establecer en estos momentos unos U$S 2,95 para animales de esta categoría, lejos por encima de los U$S 2,80 de una semana atrás. El remate de esta semana de Pantalla Uruguay reflejó lo que pasó en el mercado del gordo, con referencias que se ubicaron varios centavos por encima de las de pocos días atrás. Por ejemplo, el precio medio de los terneros –que desde febrero se ubicaba en un eje de U$S 1,70 el kilo en los remates de este consorcio de rematadores– hizo una media de U$S 1,80 para la totalidad de los animales de esta categoría y más de U$S 1,90 para los livianos, de menos de 140 kilos. Pero el impulso alcista llega también a las categorías de cría. Se dio un valor promedio para las vacas preñadas de U$S 484, con varios lotes que superaron los U$S 500. La necesidad de animales es algo generalizado tanto a nivel industrial como entre invernadores y criadores. Habrá que ver que impacto tiene el efecto “impuesto a la renta”, ya que muchos productores estaban a la espera de la finalización de junio para realizar su venta en el ejercicio 2010/11. Sin embargo, la opinión en general es que no tendrá mayor incidencia. Es factible que muchos de quienes estaban esperando decidan mantener esta actitud a la vista del fuerte impulso alcista de los valores y las posibilidades de lograr varios centavos más al retrasar las ventas. Del lado de la demanda internacional las condiciones del mercado no aparecen tan florecientes como para el sector productor, por lo que seguramente los números industriales deben estar dando como resultado márgenes más estrechos. Pero eso no les está impidiendo –por el momento–, comprar de forma agresiva y con precios al alza, indica el informe de Blasina y Tardáguila. La incertidumbre que se volvió a generar esta semana en los mercados internacionales (bajas en las bolsas de China y Nueva York, preocupaciones en Europa, etcétera) son una señal de alerta ya que podrían significar un nuevo enlentecimiento de la demanda internacional por carne vacuna. Y eso, más tarde o más temprano, llega a los precios de la hacienda.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *