3 de julio de 2010 10:29 AM
Imprimir

Triticale para grano, opción de bajo costo en ambientes con poca agua

Competitivo: en comparación con el trigo, los triticales graníferos presentan mayor potencial de rendimiento

Dada la demanda creciente de alimentos para la nutrición humana y animal, el triticale se constituye en una interesante alternativa invernal. En términos comparativos, y sobre la base de información de reciente data, los rendimientos en semilla por unidad de superficie son equiparables a los que se obtienen en trigo.Sin embargo, resultados a nivel extensivo en Canadá lo ponen varios escalones por debajo en relación con el trigo y la cebada. Aunque cabe aclarar que en este caso se cultivaron triticales invernales y no primaverales. Además, el destino esencialmente forrajero de la especie puede haber limitado en una primera instancia su potencial granífero. Con los triticales graníferos actuales y comparándolos con el trigo, el mayor potencial de rendimiento se ve plasmado en ambientes sujetos a déficit hídricos y/o nutricionales; en otras palabras, el triticale es apto para ambientes con bajos costos de producción.Respecto del perfil agroindustrial, no explorado en toda su magnitud, muestra un conjunto de aristas por demás interesantes. Coincidencia casi unánime a nivel mundial es el uso del grano de triticale en la formulación de raciones para porcinos y, en segundo orden, aves.Por otra parte, indicios auspiciosos provienen de la nutrición bovina en lo que respecta a la terminación de vaquillonas entre 18 y 24 meses de edad. Los componentes potencialmente sustituibles dentro de las formulaciones son el maíz y la cebada.Entre los aspectos nutritivos del grano de triticale se destacan el porcentaje de energía metabolizable y la composición proteica (especialmente lisina). Finalmente, la harina de triticale se puede utilizar en la elaboración de productos que requieren harinas débiles y extensibles, tales como galletitas, tortas, tortillas y obleas.Ensayo comparativo. Con los resultados que se presentan, se busca crear un foco de atención en la que los productores se informen y diversifiquen el manejo de su suelo sin por ello afectar la rentabilidad de la empresa agropecuaria.Durante el 2009 en el Campo Escuela de la Facultad de Ciencias Agropecuarias (UNC) se realizó un ensayo comparativo de rendimiento en trigo y en triticale granífero, ambos de ciclo corto. Por cada una de las especies se evaluaron nueve cultivares comerciales y líneas experimentales.Los tratamientos (especies y genotipos) fueron distribuidos a campo en parcelas divididas según un diseño en bloques aleatorios, con tres repeticiones. La parcela de mayor tamaño (principal) le correspondió a la especie y la de menor tamaño, de cinco metros cuadrados (subparcela), a los genotipos evaluados dentro de cada especie. El 21 de mayo se sembró el ensayo, partiéndose con 226,9 milímetros de agua útil hasta los dos metros de profundidad. Se midieron las precipitaciones efectivas durante el período en que el ensayo estuvo implantado. La cosecha dio inicio el 26 de octubre y finalizó el 3 de noviembre. Se estimó la cantidad de agua remanente en el suelo y se determinó el rendimiento en semilla por unidad de superficie.Resultados. Tal como se suponía, el rendimiento promedio en semilla de los triticales con destino granífero (2.508 kg/ha) resultó significativamente superior al alcanzado por los triticales forrajeros (1.551 kg/ha). Un año en el que las precipitaciones efectivas fueron de tan sólo 26 milímetros durante los cinco meses en los que el ensayo estuvo implantado, pone en evidencia la magnitud del estrés hídrico al que fueron sometidas las especies bajo estudio.En este contexto ambiental, el rendimiento promedio en triticale fue de 2.401 kg/ha respecto de los 1.606 kg/ha logrados en trigo. Estos resultados confirman la presunción de que el triticale se comporta mejor que el trigo en ambientes con una importante restricción hídrica invernal. Comparando el triticale con el mejor comportamiento agronómico (Grano 19) con el trigo de similares características (Klein Tauro) se constató una diferencia a favor del triticale de 900 kg/ha (2.851 versus 1.969 kg/ha). En base a la diferencia entre el agua útil a la siembra y el agua útil remanente a la cosecha, más las precipitaciones efectivas durante el periodo bajo estudio, la línea experimental de triticale granífero "Grano 19" puso de manifiesto una eficiencia en el uso del agua de 10,4 kilos de semilla por milímetro de agua respecto de los 7.7 kilos de semilla por milímetro de agua logrados por la variedad de trigo "Klein Tauro".En síntesis, como dirían nuestras madres: "La mesa está servida". De ahora en más, dependerá de nosotros y del contexto en el que nos toque desenvolvernos, encontrar un espacio dentro del sistema productivo a esta interesante alternativa granífera.Informe elaborado por los estudiantes José Ramacciotti, Mauro Rampo y José Sartori de la Facultad de Ciencias Agropecuarias (UNC) bajo la tutoría del ingeniero agrónomo Ricardo Héctor Maich

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *