5 de julio de 2010 07:08 AM
Imprimir

MGAP avanza en análisis de riesgo previo al ingreso de pollos de Brasil

Dos técnicos uruguayos de los Servicios Ganaderos, del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), viajarán a Brasil en la presente semana para continuar avanzando en el análisis de riesgo previo al ingreso de los pollos brasileños, en el marco del acuerdo comercial celebrado entre los dos países.

Fernando Echegaray, quien viajará junto a Ignacio Pereira, sostuvo que “revisaremos varios aspectos relacionados con la vigilancia que hacen los servicios brasileños, la trazabilidad avícola (desde la faena hacia atrás), los movimientos de las aves que se hacen desde las granjas y la documentación de los mismos, así como los controles que aplica Brasil para evitar el ingreso de influenza aviar”.
La auditoría durará toda la semana y una vez terminado el análisis de riesgo, no habría necesidad de que Uruguay habilite plantas brasileñas exportadoras, pues en el acuerdo comercial ya se estableció que ambos países reconocen las empresas que sus servicios sanitarios tienen habilitadas para vender al exterior.
La habilitación para el ingreso de pollo congelado desde Brasil, acordada por los presidentes José Mujica e Inácio Lula Da Silva, comenzó a regir el pasado 1º de julio, pero hasta el momento no hay solicitudes de importación desde Uruguay, confirmaron fuentes oficiales.Compras
La directora de la Unidad Centralizada de Adquisiciones (UCA) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Solange Nogués, confirmó a El País que no está en los planes del gobierno importar el pollo desde Brasil sino que se está analizando la posibilidad de realizar las compras del producto en plaza para abastecer a los organismos que requieren este insumo, principalmente el Ministerio de Defensa y los hospitales.
Según los últimos datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC) en torno al consumo de las diferentes carnes por parte de los uruguayos, la carne aviar ocupa el segundo lugar después de la vacuna y explica el 20,7% del consumo con 19 kilos por persona por año (2 kilos más que en 2008). Competencia
Uno de los temas a resolver por parte del MEF es la definición sobre quiénes pueden ser autorizados a importar el pollo de Brasil, ya que hay dudas en cuanto al perjuicio que podría ocasionar que fueran las mismas industrias uruguayas las que realizaran la importación, fortaleciendo una posición dominante sobre el mercado al manejar tanto la producción, como la importación del producto, indicaron fuentes oficiales.
En una resolución del 15 de diciembre de 2009, la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia, órgano desconcentrado del MEF, resolvió iniciar de oficio “una investigación relativa a la eventual ocurrencia de prácticas anticompetitivas de tipo colusorio entre las empresas Calpryca, Granja Tres Arroyos, Tenent, Avícola de Oeste y El Poyote”.
En la resolución se advierte que la información recogida por esta repartición permite concluir que dicho mercado “presenta varias características que podrían favorecer la realización de acuerdos colusorios, en especial su carácter oligopólico”, agregando que cuatro de las 27 empresas registradas en DGI concentran el 91,9% de la facturación en 2008.
Cabe recordar que sólo la noticia de que se abría el ingreso de pollos brasileños, motivó una gran movida en la industria avícola buscando desactivar la medida. La apertura se formalizó para evitar más trabas brasileñas a los productos uruguayos, especialmente la leche en polvo, donde se habían trancado varios embarques, pues Brasil liberaba muy lentamente los permisos de importación.
Hasta que se logró el acuerdo comercial con Brasil, Uruguay ponía argumentos sanitarios que, según fuentes oficiales, eran insostenibles, las que motivaron que los servicios sanitarios brasileños trabaran la emisión de permisos de exportación a productos uruguayos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *