5 de julio de 2010 05:50 AM
Imprimir

Crisis en los frigoríficos de la zona norte de La Pampa

La firma General Pico cesanteó parte del personal que trabajaba en la planta de faena. Mientras esto se produce, un sindicalista de la carne está en Sudáfrica viendo el mundial de fútbol.

(General pico) El Frigorífico General Pico despidió en la última semana a siete empleados de la planta de faena del establecimiento. La noticia fue confirmada a este medio por uno de los trabajadores de la empresa que funciona en 24 y 47.
Consultado, el integrante del personal admitió: "Si bien los despidos se dieron esta última semana, la situación es difícil desde hace mucho tiempo".
Especificó que la firma cuenta aproximadamente con cien trabajadores, de los cuales algunos desempeñan sus tareas en la planta y otros pertenecen a empresas subcontratadas. Según el entrevistado, las personas que se quedaron sin trabajo pertenecen todas al sector de cámaras.
Para el hombre, los causales radican en la baja producción y "eficiencia" de los despedidos. "Echaron a los que no rendían, a los que faltaban seguido al trabajo o a los más conflictivos", afirmó. No obstante, otra fuente consultada indicó que la falta de hacienda gorda en la región y la sequía fueron los causales "reales" que llevaron a los directivos a tener que despedir parte del personal.
LA ARENA se intentó comunicar con el gerente general, Juan Bayá, para que confirme la información pero fue en vano ya que los fines de semana no concurre al establecimiento.
La crisis del sector, en tanto, no parece afectar de la misma manera a las personas que ocupan cargos importantes en la industria frigorífica. Este diario pudo conocer que mientras se suscitan despidos con mayor frecuencia en las cámaras de la región norteña, un dirigente ligado al gremio de la carne pasa sus días en Sudáfrica, para ver los partidos del mundial de fútbol.

Preocupante.
General Pico es uno de los frigoríficos más importantes de la zona. De acuerdo a las tareas que se llevan a cabo responde a la calificación de "Tercera fase", es decir que se dedica, casi en forma exclusiva, a la exportación de carne vacuna.
En 2007, el entonces gobernador de La Pampa, Carlos Alberto Verna, visitó la planta -junto a los directivos Alan y Ernesto Lowoenstein- para contemplar las ampliaciones concretadas. En un reportaje periodístico Lowoenstein replicó que la capacidad laboral en ese momento aumentó un 44 por ciento.
Por otra parte, Hernán Obarrio, gerente general del frigorífico "Pampa Natural" -otra de las firmas comprometidas con la expulsión de personal- opinó que la situación de los establecimientos es "muy preocupante". Argumentó que debido a la falta de animales y a la sequía, las autoridades deben optar por el cesanteo de trabajadores.
"En este momento, todos los frigoríficos de la zona están atravesando uno de los momentos más difíciles de los últimos 20 años", completó.
"Pampa Natural" enfrentó hace unas semanas una de sus peores crisis en su historia cuando un grupo de trabajadores bloqueó el acceso a la planta en reclamo del pago de sus indemnizaciones. Con carpas y casillas improvisadas, los manifestantes permanecieron tres días en la puerta de la empresa, lo que captó la atención de los medios regionales y de la comunidad en general.
Con la mediación de los miembros de la delegación local del Ministerio de Trabajo, el gerente general y los reclamantes llegaron a un acuerdo, por lo que los cesanteados pudieron cobrar en término el dinero adeudado

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *