1 de julio de 2018 15:11 PM
Imprimir

La edad del animal definirá el precio

Ya no primaría el peso, según un proyecto oficial. También se avanza hacia el cuarteo de cada media res.

En los principales países exportadores de carne bovina, la tipificación es un proceso que permite diferenciar calidades, y constituye una valiosa herramienta para ganar mercados exigentes, como la UE y Japón.

En ese camino, Argentina está elaborando un proyecto de tipificación, liderado por el ministerio de Agroindustria y el INTA. En la actualidad, el desarrollo se encuentra en una fase de pruebas y calibración en las plantas frigoríficas, que apunta a ver cómo los datos obtenidos encajan en el sistema.

El subsecretario de Ganadería nacional, Rodrigo Troncoso, explicó los alcances de este sistema y en qué etapa se encuentra. El funcionario explicó que este sistema, además de incluir clasificación de hacienda y tipificación de media res, buscará agregar una tercera opción: calidad en carne.

“Se dejará de clasificar a los animales por peso y se hará por edad, en base a la dentición. El peso no tendrá incidencia en la tipificación”, explicó el funcionario. El lugar de corte en la media res, aún no está definido. “Sobre calidad de bife, el INTA y Agroindustria están terminando de definir cuáles serán los parámetros, pero seguro podrían ser color de grasa, de carne, marmóreo y área de ojo de bife” ,detalló.

En este punto, Troncoso adelantó que “el proyecto a mediano plazo es ir hacia un cuarteo de la media res”. No brindó una fecha de implementación pero sería a partir de 2019.

Otro tema que que preocupa a la cadena de valor bovina es la implementación del Remito Electrónico Cárnico (REC). De hecho, en la última reunión de la Mesa de Ganados y Carnes, fue uno de los temas que generó opiniones encontradas.

Por un lado, algunos aprueban que el remito se implemente –tal como lo dicta la resolución 4256 de AFIP- a partir del 1º de septiembre, pero otros, solicitan postergar la instrumentación. En ese escenario, Troncoso fijó posición: “Entendemos la situación de los matarifes y estamos trabajando en el tema, pero hay que partir de la base que el sector de la carne es totalmente desordenado”.

Desde la mesa sectorial de esta cadena se han dado pasos para transparentar la actividad, pero está claro que desde la mirada oficial todavía queda camino por recorrer.

“Hay que seguir ajustando en toda la cadena. En cada etapa que se avanza, y cuanto más desorden había, más cruje todo. En ese marco, los enojos son lógicos y los entendemos”, analizó Troncoso. Y en ese sentido, remarcó: “Partimos de la base que es un sector que no pagaba impuestos, si no vemos eso perdemos el foco”.

Fuente:

Publicidad