6 de julio de 2010 10:22 AM
Imprimir

Campo afronta subas del 50% en gasoil y del 30% en fletes

Si bien los precios de los commodities se mantienen estables tanto en el mercado internacional como en el local, los costos de producción que enfrentan los productores han aumentado de manera considerable con respecto a la campaña anterior.

El ejemplo más concreto se visualiza en el gasoil, insumo que aumentó más del 50% este año, mientras avanza la cosecha gruesa. A su vez el flete se incrementó un 31% con respecto a la campaña 2009/10, los fertilizantes subieron entre el 14% y el 19% y los arrendamientos más del 15%, según datos del sector privados.

«Mientras en la campaña pasada se pagaba u$s 0,63 el litro de gasoil, hoy los productores llegan a pagar u$s 0,95, lo que simboliza un 51% más, este es el insumo que más ha aumentado para los productores que se encuentran en plena cosecha», explicó ayer a este diario Juan Rey Kelly, economista de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). Y agregó: «El año pasado un productor que tenía que cargar un camión con 30 toneladas de grano para que recorriera unos 300 kilómetros debió pagar u$s 630, mientras que este año ese mismo cálculo llega a los u$s 825».

Sin subsidio

Este dato fue corroborado por Ernesto Ambrosetti, economista y jefe del Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural (SRA) quien asegura que «si comparamos junio de este año contra junio del año pasado nos encontramos con que el gasoil aumentó más de 47%. No es cierto que este producto esté subsidiado para el productor, en el interior se paga $ 4 el litro mientras que en capital se consigue a $ 3,20 el litro». La urea granulada, fertilizante que se utiliza principalmente para el trigo y el maíz, aumentó un 19%. Este insumo costaba u$s 400 la tonelada en 2009/10 y hoy ronda los u$s 475 la tonelada. Otro fertilizante como el fosfato diamónico (que se aplica a la soja) valía u$s 535 la tonelada y hoy cuesta u$s 610 la tonelada, lo que simboliza un incremento del 14%. «Estos incrementos de insumos y costos no se condicen con el riesgo y con las perspectivas climáticas para este año. Hoy los resultados son más ajustados que en campañas anteriores, siempre dejando fuera el año pasado que estuvo marcado por una terrible sequía», expresó Rey Kelly.

Con respecto a la producción de maíz los costos aumentaron un 16% por hectárea, según datos de la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (MAIZAR). «Si tenemos en cuenta todo el proceso de producción del cereal, desde la compra de semilla, la siembra, los fertilizantes y la cosecha notamos que hay un aumento del 16% por hectárea», explicó a Ámbito Financiero Juan Gear, vicepresidente de MAIZAR. Por otra parte el experto aseguró que «en promedio los fletes se incrementaron más de un 20%, siempre tomando como parámetro los 300 kilómetros».

Pero las alzas no sólo se dieron en la producción agrícola. En el sector lechero los mayores costos de producción también están marcados por el gasoil (se utilizan grandes cantidades para mover tractores para transportar el alimento a los animales), los repuestos de las maquinarias y el mantenimiento de las mismas. Algunos tamberos también tienen complicaciones con el abastecimiento de gas y electricidad según la cuenca lechera en donde se encuentren ubicados. «Si bien este es un momento bueno para la lechería los costos de producción siguen siendo altos. Los principales gastos se dan en el gasoil, los repuestos de maquinarias y el tema de conseguir alimento (forrajes). El alimento simboliza el 30% de los costos de un tambo», dijo a este diario Guillermo Draletti, presidente de la Unión General de Tamberos (UGT).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *