6 de julio de 2010 10:16 AM
Imprimir

La venta de vinos en botella a Brasil creció 49 por ciento

Brasil comenzó a recobrar su importancia como destino para los vinos locales, al crecer fuerte tras el flojo desempeño de 2009, cuando los envíos a ese país apenas habían aumentado 1,3%, frente al 10,3% promedio de los vinos en botella en total.

De enero a mayo, la exportación a Brasil –3º destino local– trepó 49,1% en dinero (a u$s 15,77 millones) y 23,5% en litros (4,8 millones), según datos de Caucasia Wine Thinking. Así, superó con creces el alza de 10,2% de las ventas argentinas totales al exterior, de u$s 321,63 millones.

En volumen, la Argentina vió caer sus envíos 13,5%, por el retroceso de 60% a granel y 27% en mostos. Pero, en cambio, las botellas siguieron su paso firme, al aumentar 20,3% en valor (a u$s 250,36 millones) y 12,6% en volumen (75,72 millones de litros). Y es en esas cifras donde, además de los interesantes avances de 19,1% y 29,8% de EE.UU. y Canadá, se destacó Brasil.

Pero su caso es particular, ya que su fuerte crecimiento se explica por un caótico 2009 en ese mercado. “La primera parte del año no se vendió mucho a Brasil, porque la crisis retrajo en 2008 el consumo y quedó mucho stock, que tardó cinco meses en licuarse”, explicó Alberto Arizu (hijo), gerente Comercial de Luigi Bosca y presidente de Wines of Argentina, entidad que promociona el vino local en el exterior.

Si bien en el segundo semestre ya se notó una recuperación hacia ese destino, también se registraron problemas por la implementación de licencias no automáticas por parte del gobierno de Lula da Silva en octubre, que retrasaron los embarques. “Pasaron de salir en 48 horas a demorar de uno a tres meses; muchas bodegas que enviaban mercadería para las fiestas de fin de año se vieron muy afectadas”, comentó Juan Carlos Pina, gerente de Bodegas de Argentina. Brasil tomó esa decisión como respuesta a medidas similares aplicadas por el gobierno argentino sobre otros productos, como calzado y textiles.

Más allá de todo, en la fuerte mejora también incidió el alza del precio promedio vendido. “Subió un 20%, en u$s 5 por caja, por un cambio de mix, ya que se vendieron a Brasil más vinos de mejor calidad y precio, una tendencia que ya se venía registrando desde el año pasado”, precisó Arizu.

Las expectativas también son buenas para lo que resta del año: “Esperamos de 30% a 40% de mejora en dinero a Brasil”, agregó Arizu, quien prevé que las exportaciones en general a todos los destinos lleguen a “cerca de u$s 600 millones en vino en botella durante 2010, con alzas de 12% a 15% en cajas y 20% a 25% en valor”.

Sin embargo, aún resta saber cómo impactaría la caída del euro, ya que podría afectar el ingreso de vinos argentinos (cotizados en dólares) al Viejo Continente y generar una mayor competitividad de productos europeos en EE.UU., Canadá y Brasil, principales destinos argentinos. Pero tanto Pina como Arizu confían en que el buen trabajo realizado al desarrollar estos mercados en plena crisis permitirá a la industria mantener el crecimiento.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *