6 de julio de 2010 20:14 PM
Imprimir

La oposición avanza contra las retenciones y estalla una pelea entre Buzzi y Carrió

os referentes de los bloques no oficialistas delinean una agenda común y definieron una prioridad: una ley para fijar el nuevo esquema de retenciones a las exportaciones, que cubra el vacío que dejarán cuando no le renueven al Gobierno la facultad de fijar ese tributo. El texto debería estar listo para fin de mes y ya tendría algunos puntos de acuerdo: eliminar las retenciones de trigo, maíz y girasol y bajar las de la soja a un 25%. Enterado, Buzzi atacó a Elisa Carrió, quien había adelantado esta idea en una reunión de Cra.

Una ley que fije el nuevo régimen de retenciones a las exportaciones podría ser el primer trofeo de la oposición en el segundo semestre del año, para el que senadores y diputados de todos los bloques se propusieron trabajar en forma conjunta.
La sanción de esa norma debería reemplazar a la facultad que hoy tiene el Gobierno de definir a gusto los impuestos aduaneros, que vence el 24 de agosto próximo y la oposición no está dispuesta a renovar. Para el kirchnerismo, si esa ley no llega, las retenciones podrían seguir como si nada hubiera pasado.

Para sortear ese debate, los senadores y diputados no K que se reunieron este mediodía en el despacho del diputado radical Rubén Lanceta acordaron acelerar la discusión por las nuevas retenciones, que continuarán este miércoles con una reunión en el despacho de Margarita Stolbizer.

La disyuntiva es sobre cuáles deben ser las alícuotas que deben bajar a cero. Primaría la idea de hacerlo con las de trigo, maíz y girasol y bajar las de soja, considerando también los márgenes de ganancia. El socialismo es el más duro en ese sentido y no estaría dispuesto a permitir que desciendan a menos del 25%. También estaría avanzada la idea de eliminar por completo estos derechos para las economías regionales, como la vinicultura.

Elisa Carrió adelantó estas negociaciones en un Congreso Ganadero organizado por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y provocó la reacción inmediata de Eduardo Buzzi, titular de la Federación Agraria Argentina (FAA.), quien le salió al cruce.

“Me preocupa enormemente su posición cuando dice 0 por ciento de retenciones para el trigo y maíz, pero 25 por ciento para la soja”, dijo Buzzi, en declaraciones radiales.

Y acusó a la chaqueña de ser “funcional para que haya tres mil tipos que terminen sembrando toda la Argentina y exterminen a los pequeños y medianos productores. Este criterio unánime es inequitativo”.

¿Buzzi K?

Buzzi quiere hacer prevalecer su histórico objetivo de implementar las retenciones segmentadas, idea que no logra penetrar del todo entre los diputados opositores. “Es muy lindo desde la teoría, pero no tan fácil de implementar”, confesó a LPO un diputado de la UCR que participa de las tertulias opositoras.

No tiene un lugar ahí Ulises Forte, el radical pampeano que fue vice de la Federación Agraria hasta diciembre. “Mientras existan retenciones hay que tratar distinto a los que son distintos, se necesita segmentar de acuerdo a la realidad”, exigió Buzzi.

Fuentes de la Mesa de Enlace advirtieron a LPO que Buzzi, con confesas intenciones de gobernar Santa Fe, viene mostrando signos de acercamiento al kirchnerismo. “Buzzi quiere un kirchnerismo sin Kirchner”, afirmó una fuente rural.

Sus aspiraciones políticas tendrían mucho que ver con ese cambio de rumbo. “Está metido de lleno en la política partidaria, y necesita diferenciarse de ciertos dirigentes”, interpretan.

Es que le escenario político de Santa Fe le permite especular con todas las variantes, ya que allí nadie tiene el futuro asegurado. Ni siquiera el socialismo, que para revalidar su alianza con la UCR deberá tal vez ceder más lugares que en los últimos comicios. Sino lo consigue, tal vez tenga buscar otros socios.

El peronismo federal se divide entre leales a Eduardo Duhalde y Carlos Reutemann (pese a que el Lole insiste en que se quedará al margen de todo), y el kirchnerismo es un tembladeral entre los intendentes que responden a los diputados Agustín Rossi y Gustavo Marconato. Buzzi aspira a tener algún casillero disponible.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *