7 de julio de 2010 06:45 AM
Imprimir

Prueban una dieta con antioxidante de cítricos para mejorar la producción de carne y leche en ovino

El Instituto de Ganadería de Montaña (centro mixto del CSIC y la Universidad de León) está probando en el ganado ovino una dieta con un flavonoide procedente de cítricos con el que pretende un doble objetivo.

Por un lado, dar valor a los subproductos cítricos e incorporarlos como alimento a los piensos para estos rumiantes. Por otro, a través del uso de estos materiales, se pretende incrementar la calidad de la carne y las propiedades de la leche de este ganado. La substancia, denominada naringina, posee propiedades antioxidantes, antimicrobianas y antiinflamatorias descritas en animales con un estómago similar al del ser humano. El grupo investigador que trabaja en este campo prevé obtener los primeros resultados concluyentes a finales de 2010, según informa DICYT. Los autores de la investigación configuran el grupo de excelencia de Nutrición y Alimentación en Animales Rumiantes, según la Junta de Castilla y León. Estos científicos se han marcado tres objetivos: conocer el efecto sobre la calidad de la carne y la leche en ganado ovino, calibrar los aspectos de bienes animal que puede proporcionar la naringina ante situaciones de estrés en el trasporte de los ejemplares destinados al matadero, y conocer el efecto a nivel inmunológico del flavonoide. En torno a esta materia los científicos llevan tres años de trabajo y ahora "empiezan los primeros resultados", indica la coordinadora del grupo, Sonia Andrés. La naringina se extrae de la piel del cítrico, como los pomelos, las naranjas y los limones. "Una posible utilidad de los subproductos cítricos podría ser incluirlos en la ración de los corderos destinados a la producción de carne u ovejas destinadas a la producción de leche", indica Andrés, doctora en Veterinaria y científica del CSIC. Ya se han observado beneficios en conejos y ratas, modelos animales extrapolables al ser humano. Estos resultados no pueden ser directamente asimilados para los rumiantes al disponer estos de un sistema digestivo diferente, con un estómago dividido en cuatro cavidades.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *