7 de julio de 2010 10:13 AM
Imprimir

Un proyecto oficial para el agro afecta a un aliado de Duhalde

Un nuevo frente de tormentas amenaza la tensa calma que domina la relación entre el Gobierno y el campo. Tal como se había anunciado, el Ejecutivo envió ayer al Congreso un proyecto de ley para actualizar la legislación laboral para los peones rurales .

Y entre muchos aspectos positivos, coló un artículo que busca eliminar el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Estibadores (Renatre), administrado por las cuatro entidades y por el titular del gremio del sector, Gerónimo "Momo" Venegas, declarado militante a favor de la candidatura presidencial de Eduardo Duhalde. El proyecto de ley, firmado por la presidenta Cristina Kirchner y los ministros Aníbal Fernández y Carlos Tomada, tiene 112 páginas, y en sus tramos finales dispone la desaparición del RENATRE y su reemplazo por un Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA). Más allá del parecido de los nombres, hay un cambio fundamental. El actual es un ente de derecho público no estatal , creado por ley de 1999 y administrado por representantes del gremio UATRE, que conduce Venegas, y las cuatro entidades patronales del campo. El nuevo Registro que se propone dependería directamente del Ejecutivo . Trabajadores y empleadores del campo serían relegados a un "consejo asesor". "Es una expropiación", se quejó ayer el titular de la Sociedad Rural, Hugo Luis Biolcati, al conocer el texto enviado al Congreso. Advertidos de la ofensiva oficial, la actual conducción del RENATRE destacó que este modelo ha sido elogiado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Para evitar el trabajo en negro en el sector, el Registro tiene la tarea de emitir la Libreta del Trabajador Rural, de uso obligatorio. Y logró que el padrón de trabajadores registrados creciera de unos 250.000 a principios de esta década a casi 700.000 en la actualidad. De todos modos, es mucho lo que falta, pues se estima que en el campo trabaja 1,5 millón de argentinos. El proyecto oficial que contiene esta ofensiva contra el principal sostén sindical de la candidatura de Duhalde y sus aliados ruralistas incluye una larga lista de medidas a favor del peón rural , como la posibilidad de jubilación a los 57 años, una jornada semanal máxima de 44 horas, limites al accionar de cooperativas de trabajo, eliminar el periodo de prueba, crear un régimen especial para los "golondrina", establecer el preaviso por despido, disponer la bancarización del pago de salarios, etcétera. Muchas de las medidas, dicen los ruralistas, ya rigen a través de resoluciones de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *