16 de julio de 2018 12:40 PM
Imprimir

Vicentín se quedó con otro negocio clave de Sancor

CompartiremailFacebookTwitterMead Johnson Nutrition Argentina informó en un comunicado a sus clientes la ruptura del vínculo comercial con la láctea Sancor como distribuidor de sus para la distribución de la leche infantil SanCor Bebé, según informó el portal especializado en lechería Edairy News. Y en su reemplazo nombró a Arsa, la empresa que formó Vicentín para […]

Mead Johnson Nutrition Argentina informó en un comunicado a sus clientes la ruptura del vínculo comercial con la láctea Sancor como distribuidor de sus para la distribución de la leche infantil SanCor Bebé, según informó el portal especializado en lechería Edairy News. Y en su reemplazo nombró a Arsa, la empresa que formó Vicentín para su incursión en el negocio lácteo.

En 2012, la compañía estadounidense líder en nutrición pediátrica y la principal cooperativa láctea argentina anunciaron un joint venture para innovar y desarrollar nuevos productos nutricionales a los bebés. Esa nueva empresa conjunta – 80% de Mead Johnson y 20% de SanCor- desarrolló tecnología de productos lácteos y proporcionará fórmulas infantiles con base científica para la nutrición y leches especiales para el crecimiento de bebés y niños. Fue así que trabajando como una entidad independiente empezó a desarrollar y comercializa productos exclusivamente bajo la marca “SanCor Bebé”.

Ahora, y en medio de la muy grave crisis financiera que atraviesa la cooperativa, Mead Johnson Nutrition Argentina optó por reemplazar a Sancor y en su lugar contratar a Arsa, que es la sociedad con la que Vicentín ingresó al negocio lechero comprando los frescos de SanCor por u$s100 M, los cuales también distribuye, por lo que cuenta con la logística para realizar la tarea.

“En el día de ayer desde Arsa confirmaron a los distribuidores que a partir del lunes estarán en condiciones de tomar pedidos para la leche maternizada SanCor Bebé y Enfa Bebé”, señala el portal lechero.

La pérdida del contrato es otro golpe a los ingresos de Sancor, justo cuando está en plena renegociación de deuda y en medio de la venta de la cooperativa a Adecoagro, un acuerdo que viene a fuego muy lento y que avanza con mucha incertidumbre.

Fuente:

Publicidad