8 de julio de 2010 00:20 AM
Imprimir

Paraguay duplica venta de soja pese a oposición campesina

ASUNCION -- Pese a la oposición campesina, en tan sólo seis meses los agricultores mecanizados de Paraguay duplicaron la venta de soja al exterior y recaudaron 1.200 millones de dólares, superior a los 788 millones de dólares ingresados el año pasado, según informó el miércoles el Banco Central.

Héctor Cristaldo, líder de la patronal Unión de Gremios de la Producción, argumentó que "el buen rendimiento de la soja se debe a que estamos trabajando tranquilos al no haber más invasiones a las fincas de parte de las organizaciones campesinas", tal como fue una constante entre los años 2007 al 2009.Sin embargo, las organizaciones campesinas rechazan la sobreexplotación de los campos con soja por el uso indiscriminado de plaguicidas, afectando especialmente la salud de los trabajadores. La oleaginosa es el único rubro agrícola que se cosecha cada cuatro meses. Paraguay es el tercer productor de la América del Sur detrás de Brasil y Argentina.Los agricultores mecanizados cultivaron una superficie de 2.600.000 hectáreas con un rendimiento de más de 8 millones de toneladas, siendo el empresario brasileño nacionalizado paraguayo Tranquilo Favero el mayor de todos los productores con 37.000 hectáreas.Belarmino Balbuena, líder de la Organización de Campesinos Paraguayos (OCP) y del Movimiento Frente Amplio, ambos de izquierda, dijo en entrevista con la AP que los productores de soja "se están beneficiando con la bonanza climática gracias a las lluvias constantes, al igual que miles de pequeños agricultores de rubros de subsistencia"."En los tres años anteriores hubo una terrible sequía perjudicando a la agricultura pero todas las organizaciones campesinas mantenemos nuestra oposición al cultivo empresarial de la soja porque utiliza plaguicidas químicos a los que llamamos agrotóxicos, contaminando el suelo y los arroyos, con consecuencias en la salud de las poblaciones pobres", argumentó.Balbuena añadió que "de igual modo sigue firme nuestro pedido al gobierno del presidente Fernando Lugo para que establezca una regulación al cultivo de soja y la promulgación de una ley para que sus productores paguen impuestos; hoy ese rubro agrícola no tributa al fisco más que lo básico"."Sin embargo, para que el gobierno de Lugo tenga estabilidad, tomamos la decisión política de abrir un intervalo en nuestras reivindicaciones y reclamos como reforma agraria que no lo hizo, y decidimos no ocupar fincas, por ahora", acotó.El buen rendimiento económico alcanzó, además, a las exportaciones de carne vacuna que hasta junio ingresaron al país 800 millones de dólares, según Daniel Rojas, director de la oficina estatal Servicio Nacional de Salud y control Animal (Senacsa).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *