8 de julio de 2010 17:27 PM
Imprimir

Subsidios a frigoríficos: cómo es la matriz de negociados que involucra a Echegaray

A medida que pasan los días, se conocen nuevos elementos que demuestran graves irregularidades en el marco del funcionamiento de la ONCCA, especialmente en torno a la entrega de subsidios a empresas que engordan ganado. MDZ muestra cómo es la operatoria y quiénes deben ser investigados por la Justicia

A fines de septiembre de 2009, comenzaron a trascender públicamente ciertos negocios -oscuros ellos- en torno a millonarios subsidios que ciertos Feed lots suelen cobrar por parte de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA). 
Esto generó la rápida intervención de la Justicia y, en poco tiempo, pudieron comprobarse diverso tipo de irregularidades, principalmente la adjudicación de compensaciones a firmas inexistentes y/o que falsean la cantidad de animales que poseen en engorde.

En tal sentido, una investigación periodística de diario Clarín dio a conocer el otorgamiento de casi 10 millones de pesos a frigoríficos que no eran beneficiarios de compensaciones y que casualmente eran de Mar del Plata, bastión que manejan algunos de los personeros que operan para Ricardo Echegaray, no casualmente ex titular de la ONCCA.   Fachada del inexistente Feed lot "Hacienda Argentina"
Si bien el caso más escandaloso es el de “Hacienda Argentina” -firma que tiene domicilio en un inmueble a nombre de la esposa de Echegaray-, hay muchas otras compensaciones que deberá investigar la Justicia. Una de ellas es la que se desprende de la Resolución 1164/2009 de fecha 4 de febrero de 2009.

Allí, quedó demostrado que la ONCCA le dio dinero a una firma que no es Feed lot, es decir, que no ingresaba en el rubro a ser compensado. Se trata de Frigorífico Rioplatense S.A.

Cuando el hecho se hizo público, sólo se atinó a modificar la Resolución 1378/07 -que creó el sistema- y se blanqueó la compensación mal otorgada. Un dato no menor: se trata de un pago de más de 7 millones y medio de pesos.

Si esto no fuera suficientemente escandaloso, ha quedado comprobado que la ONCCA también adjudicó compensaciones a personas desocupadas. Uno de los casos más emblemáticos -hay media docena de ellos- es el de Juan Benjamín Tapia, a quien le fue revocado el pago por la misma entidad luego de ser denunciado el ilícito. Lo único que adujo la ONCCA en ese caso, fue un “error” en el depósito efectuado.

Descontrol perseguirás

El día que Echegaray fue puesto al frente de la ONCCA, hizo exactamente lo mismo que cuando fue nombrado titular de la Dirección Nacional de Aduana en el año 2004: desmantelar todos los controles. A partir de ese momento, merced a media docena de personajes de su confianza, comenzó a pergeñar un aceitado sistema de negocios “extraoficiales”.

Lo primero que hizo, fue armar una oficina paralela de la ONCCA a efectos de llevar adelante algunos de esos “curros” y mantener “limpia” y al margen la entidad a su cargo.

Ubicado en la calle Piedras 519 de la Ciudad de Buenos Aires, el despacho tiene sus computadoras conectadas al sistema oficial de la ONCCA y, allí, el inspector Oscar Giovanni, junto a Marcelo Utge y Bernardo Calcagno, controlan los movimientos de los operadores, buscando advertir irregularidades a efectos de inspeccionarlo y luego ofrecer “arreglar” su situación por “izquierda”.

Dos empresarios vinculados a negocios agropecuarios admitieron a MDZ que, dependiendo del trámite, hay que abonar entre un 15 o un 20 % de la compensación que se debería acreditar, para poder proseguir el trámite de marras.

El testimonio de ambos es parte de un voluminoso expediente judicial que se encuentra a cargo del juez subrogante Marcelo Martínez de Giorgi y que investiga la irregular entrega de compensaciones de la ONCCA.

La causa judicial es impulsada hoy por diputados de diversa extracción política, quines han aportado evidencia comprometedora para con el kirchnerismo y han pedido la oportuna indagación de una decena de funcionarios que tienen que ver con la referida trama:

1) Ricardo Etchegaray, D.N.I. 17.478.633, Presidente y máximo responsable de los ilícitos cometidos dentro de la ONCCA, ya que fue el impulsor del desmembramiento y desorganización del organismo a los fines de que se perdieran años de trabajo, seguridad informática, cambió incesante de persona, compensaciones mal otorgadas, compensaciones otorgadas a personas inexistentes, a personas que no son productores de Feedlot, Etc.

2) Diego Garayzabal, D.N.I. 23.197.417, quien fuera Coordinador General de Procesamiento de Información, y habría sido el propulsor del sistema Jauke, transformando en vulnerable el sistema debido a las incompatibilidades con el sistema SIO, facilitando oficinas paralelas de la ONCCA.

3) Oscar Villaverde, D.N.I. 12.201.750, Responsable de Proyectos Informáticos y Soporte Técnico (Coordinación General de Administración), habría sido junto con Diego Garayzabal el propulsor del sistema Jauke, transformando en vulnerable el sistema debido a las incompatibilidades con el sistema SIO, facilitando oficinas paralelas de la ONCCA.

4) Emilio Eyras, D.N.I. 17.709.232, quien fuera designado como Coordinador General de Administración, habría estado en conocimiento y prestaba conformidad para el cobro de porcentajes a los diferentes productores.

5) Marcelo Utge, D.N.I. 21.441.960, Coordinador de Fiscalización Ordinaria, sindicado como uno de los máximos responsables y habría solicitado en persona coimas o porcentajes de las compensaciones otorgadas a productores que habían sido demoradas con el propósito negociar la prosecución del trámite y como el que habría sido el brazo operativo de la maniobras ilícitas.

6) Patricio Duhalde, D.N.I. 17.797.234, nombrado Coordinador de Gestión Estratégica de la Información, quien también sería uno de los responsables de solicitar coimas o porcentajes de las compensaciones antes del cobro de las mismas, como así también utilizar tráfico de influencias dentro de la ONCCA para la no realización de fiscalizaciones.

7) Christian Turba, D.N.I. 25.898.897, designado como Coordinador de Comercio Exterior y luego en el Área de Legales, conformaría el grupo de amigos de Ricardo Etchegaray y desde su Área habría facilitado las maniobras ilícitas.

8) Eduardo Jorge Nitti, D.N.I. 16.101.179, Coordinador de Sistemas y Comunicación, quién habría sido también uno de los impulsores del sistema Jauke, facilitando con este las intromisiones de gestores externos en el sistema de la ONCCA.

9) Cristian Ingratta D.N.I. 25.624.948, Responsable de Procedimiento Infracciones y Administrativos, también habría sido coordinador de Exportaciones y solicitado contraprestaciones en las entregas de los ROE.

10) Bernardo Calcagno, quien conformaría en la dirección de la calle Piedras 519, piso 7 depto. “B” tel. 4343-9297 a nombre de Alfredo E Iglesias, una oficina paralela a la ONCCA en donde aparentemente tendrían computadoras conectadas con el sistema de la ONCCA.

Es dable recordar que algunos de esos nombres, fueron publicados por MDZ en el marco de la misma investigación, revelando que la matriz de los negocios se había iniciado en Mar del Plata, zona de enorme gravitación de Echegaray.

La evidencia abunda, sólo falta que la Justicia se anime a avanzar hasta las últimas consecuencias.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *