22 de julio de 2018 13:59 PM
Imprimir

Analizan normas para el agua en explotaciones frutihortícolas

Cómo manejar el recurso del agua en las explotaciones frutihortícolas de la región, haciendo que estas sean sustentables y respeten el medio ambiente y las reglamentaciones

Días pasados en el Concejo Deliberante de Mar del Plata se dio un primer paso hacia el conocimiento pleno y cumplimiento en el sudeste bonaerense de la normativa establecida por la Autoridad Del Agua (ADA).

Participaron de la jornada de trabajo organismos públicos, entre estos once comunas de la región, y productores frutihortícolas, que fueron convocados por la Municipalidad de General Pueyrredon, a través de la delegación Sierra de los Padres y por la mencionada ADA, que en la ciudad conduce el doctor Agustín Bosch.

También debe señalarse el aporte del Organismo para el Desarrollo Sostenible de la Provincia de Buenos Aires (OPDS) y de la Delegación de Prevención Ecológica y Sustancias Peligrosas Mar del Plata.

Fue objetivo del encuentro clarificar sobre cómo alcanzar un óptimo manejo del agua, respetando a la vez el marco regulatorio fijado por el Código de Aguas.

Ambiente y producción, en equilibrio

Consultado por LA CAPITAL Campo sobre los resultados de la reunión, el delegado en Sierra de los Padres, ingeniero agrónomo Ricardo Gabbín, destacó los aspectos ambiental y productivo que “deben convivir en nuestro espacio”, y la necesidad de “lograr un equilibrio entre los dos”.

Luego comentó que la reciente deliberación se inscribe en el trabajo en común del llamado “Comité de Cuenca”, que desde meses atrás integran la delegación, la ADA, grupos de la Universidad Nacional de Mar del Plata y Obras Sanitarias.

“No hay un ánimo racaudatorio ni contrario al interés de los productores frutihortícolas –puntualizó Gabbín–, sino la voluntad de crear un ámbito de discusión sobre las normas referidas al uso del agua a las que tendrá que estar enmarcada la producción intensiva de la zona, para ser sustentable y no afectar el ambiente y el bienestar de las poblaciones”.

Qué cumplir

Entre los requerimientos a cumplir se anticipan el “estar registrado”, tramitar permisos y adaptarse a las condiciones por ellos establecidas de acuerdo, entre otras características, al número de invernáculos y a las superficies cubiertas. Y las normas se refieren tanto a la extracción y uso del agua como al manejo de los excedentes.

Ante la Autoridad del Agua, un ente autárquico nacional cuyo poder de aplicación es superior al de Hidráulica de la Provincia y al de Obras Sanitarias Sociedad de Estado, los municipios deben ejercer control y supervisión sobre las explotaciones del cinturón frutihortícola, por lo que sus agentes deben saber claramente qué pedir y exigir para dar las habilitaciones.

También recalcó el delegado: “No se trata de impedir sino de impulsar la producción, pero con la responsabilidad hacia el medio ambiente, considerando que además de invernáculos y plantaciones tenemos en la región una reserva natural como la Laguna de los Padres y poblaciones vecinas o cercanas a los espejos y cursos de agua”.

Fuente:

Publicidad