9 de julio de 2010 07:57 AM
Imprimir

Dialoguitos en el anexo

Sin que la oposición lograra acuerdo por la Oncca, se suma ahora retenciones, y además se viene el Renatre…

Las noticias que circulan en los corrillos parlamentarios están a años luz de las declaraciones que públicamente vienen formulando distintas voces del arco opositor. A ocho meses de haber asumido las bancas el "nuevo Congreso", no se ha logrado aún sacar una sola ley agropecuaria. Cuando la Cámara baja comenzó el periodo ordinario en marzo, el presidente de la comisión de Agricultura, Ricardo Buryaile, adelantó como temas centrales a priorizar por esa presidencia y para debatir en la comisión serían la comercialización (léase Oncca) y derechos de exportación. Sobre la Oncca hay en danza más de una decena de proyectos extremadamente disímiles, incluido uno de Buryaile con el que el dirigente de CRA logró cierto respaldo del arco opositor, aunque tiene fuertes diferencias con los sectores de centroizquierda. Desde la comisión se viene adelantando que el proyecto de ley que retrotrae la Oncca "a sus funciones originales", como clama la Sociedad Rural, se aprobará de un momento a otro.Reiteradas veces se insistió públicamente que el proyecto encabezado por Ricardo Buryaile cuenta con las firmas necesarias para aprobar un dictamen. Pero el dictamen que se esperaba en mayo no se produjo, junio pasó sin pena ni gloria, y por el momento, no solamente no hay dictamen de Agricultura, sino que se espera un tratamiento conjunto con dos comisiones más (Comercio y Presupuesto) que preside el oficialismo. Esto traducido en el lenguaje del hombre de a pie es casi una quimera. La sensación esta semana era que, a pesar del impulso que se le quiere dar al tema, el prometido dictamen "consensuado" sobre la Oncca se quedó en el camino. Para colmo desde la centroizquierda salieron a patear el tablero como oposición (y la idea del consenso llano), y rechazaron la iniciativa con el respaldo del vicepresidente de la FAA, Omar Barchetta, una entidad que lejos de pedir libertad de mercado clama por más intervención, pero "virtuosa", aclaran. Retenciones El otro tema que se empezó a debatir en el seno opositor es el de un nuevo esquema de retenciones. Se dice que este miércoles Lilita Carrió se levantó indignada de una reunión porque desde el arco opositor señalaron que su proyecto sobre derechos de exportación produce una mayor concentración. La iniciativa de Carrió elimina los aranceles a todo menos a la soja, pero una baja importante para el poroto cuyo derecho de exportación quedaría en 25%, como lo señaló El Enfiteuta hace algunas semanas. Mientras algunos piden que haya segmentación de ese 25% otros se niegan categóricamente, y de allí no se sale todavía. Ese esquema, dicen en los pasillos, implica que el 92% de los productores (pequeños y medianos) reciban unos 1.800 millones de pesos, y que el 8% de los productores restantes (grandes y pools de siembra) se queden con 6.400 millones de pesos. Con un costo para el Estado, entre pitos y flautas cercano a los 8.200 millones de pesos. El planteo formulado desde los sectores de la oposición más cercanos a la FAA provocó un cortocircuito en la conductora de la Coalición Cívica que se molestó en la reunión de bloques y se retiró ofuscada del despacho de Margarita Stolbizer (GEN) donde se llevó a cabo la reunión. "En estas condiciones no puedo seguir hablando", se excusó la temperamental chaqueña. Fue Patricia Bullrich la que ensayó una disculpa por la intempestiva salida de su jefa, pero se comentó en los corrillos que todo el arco opositor criticó la actitud de la rubia diputada. "No le gusta que le digan las cosas que no quiere oír", se escuchó. En fin. El caso es que como las facultades delegadas tienen fecha de vencimiento, la líder de la CC se apresuró a presentar desde su bloque una iniciativa sin segmentación ni medias tintas. Eso es lo que está reclamando hoy en la Sociedad Rural Argentina, lo dijo su presidente Hugo Luis Biolcati. También los autoconvocados que recorren a diario los pasillos legislativos avalan el proyecto de Carrió, aunque le siguen criticando el 25% y rechazan de plano la segmentación, porque preferirían cero retenciones también para la soja. "Por allí puede andar la confusión de Lilita", especulan algunos. Se comenta que Carrió quedó asombrada de las 400 personas que se reunieron en la carpa autoconvocada de Salto, donde estuvo el pasado 26 de junio, presentando sus propuestas para el sector. Carrió viene corriendo por derecha al propio presidente de la Comisión, y algunos traducen en eso que quiere imponer su iniciativa al arco opositor para capitalizar políticamente, aunque sea una media sanción, con un nuevo esquema de retenciones en la campaña del año entrante. Pero Carrió no es la única que piensa en retenciones. Son varios los proyectos presentados en la materia, a muchos hubo que soplarles el polvo porque habían sido ingresados en 2008 durante el conflicto por la 125, donde ningún legislador quiso perder protagonismo y presentó su iniciativa. También la centro izquierda, unos 25 diputados que tienen sin proponérselo la llave del quórum, elabora la propuesta que llevará sobre el tema por estas horas. En carpeta hay varias iniciativas ya presentadas, como la del diputado Claudio Lozano que aplica una segmentación, e introduce una novedad que no parece interesar a las entidades. El economista de la CTA había incluido en su iniciativa una fórmula matemática donde entre otras cosas, el nivel de la alícuota de retenciones era inversamente proporcional a los costos de producción. Si los insumos aumentaban (semilla, fertilizante, herbicidas, arrendamiento) se reduce automáticamente el pago de retenciones. Otro caso emblemático es el del senador Carlos Reutemann que se postuló como abanderado del campo recorriendo los piquetes en moto y defendiendo cerradamente al sector en los días de la "guerra gaucha". El ex fórmula uno parece haber perdido por completo el interés por su tarea legislativa, acaso algo "desentusiasmado" por las circunstancias. La silla del senador en la comisión de Agricultura sigue vacía desde que se constituyó en marzo con la presidencia de la senadora correntina Josefina Meabe, y según se comenta en Palacio el Lole no tiene ninguna intención de participar en las reuniones. ¿Tan deprimido estará? Renatre A los todavía no resueltos proyectos sobre la Oncca y sobre retenciones, el oficialismo tiró sobre la mesa otra manzana de la discordia. Se trata de la ley que mandó la presidenta de la nación sobre un nuevo régimen de trabajo agrario, que no pasará por la comisión de Agricultura. En cuanto al Renatre la primicia que publicó El Enfiteuta sobre la iniciativa del Ejecutivo que impulsa su eliminación para reemplazarlo por otro tipo de organismo, no solamente parece haber tomado por sorpresa al propio directorio del Registro, sino también al arco opositor. Se comenta que son muy pocos los que leyeron la iniciativa. Mientras tanto en las proximidades de la Comisión de Trabajo, cabecera del proyecto que elimina al Renatre, la iniciativa está en estudio de los asesores, que se tomarán su tiempo. A la propuesta de la presidenta hay que sumarle otras tres que buscan legislar en materia de trabajo agrario. Una del presidente de la comisión, el oficialista Héctor Recalde, otra del diputado Raúl Solanas (MC) de la provincia de Entre Ríos, y la tercera del compañero de bancada de Pino Solnas, Claudio Lozano, que en semejanza con la iniciativa de la presidenta impulsaba incluir a los trabajadores rurales en el régimen general de la ley de contrato de trabajo, y elevar el piso de beneficios de ese sector con los demás trabajadores.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *